LARES Comunidad Valenciana y AERTE contra el nuevo sistema de copago

El tiempo que tarda la Generalitat  en pagar a las residencias geriátricas de la Comunidad Valenciana es uno de los más largos, si no el más largo, de todas las comunidades.  Esto sitúa a los gestores de las mismas en una situación crítica que vienen denunciando desde hace tiempo.

La última modificación introducida mediante una ley y una nueva reglamentación del copago hacen que, a partir de enero, la parte que corresponde pagar a los usuarios, y que, hasta ahora abonaban a la residencia, se empezará a pagar a la administración. Eso quiere decir que si la Generalitat se retrasa en el pago se retrasará en todo el pago.

 Hasta ahora, la parte que cobraban las residencias de los usuarios en concepto de copago les permitían afrontar parte de los gastos más urgentes como el de las nóminas.  A partir de enero, la medida planteada, pone en riesgo incluso esos pagos.

 Ante esta situación las patronales Lares (que agrupa al sector solidario como residencias religiosas) y AERTE (patronal de las residencias y servicios a la dependencia) han instado al Consell a que cambie drásticamente los plazos de pago y cumpla periódicamente con ellos para asegurar la viabilidad de los centros de atención a los mayores ante la entrada en vigor de la nueva tasa de copago de residencias para mayores y personas con discapacidad.

Así lo ha explicado ABC

Así lo ha explicado el Periódico