Las claves de un envejecimiento saludable

 

Dieta sana y ejercicio moderado, vida social y tener la mente ocupada,

 
No hay secretos. La OMS, organización mundial de la salud, recomienda estos sencillos y baratos remedios que promueven una tercera edad saludable. 
 
Vivir muchos años, pero vivirlos con salud. Llegar a la vejez siendo activos y pudiendo, cada cual con sus lógicas limitaciones, llevar una vida rica y plena depende de las administraciones, de los servicios sociales, del número de plazas en residencias para la tercera edad…, y también de nosotros, de cómo hayamos vivido antes de jubilaros y antes de empezar los achaques naturales.  
 

Para envejecer bien hay que moverse

 
Primero, moverse. Cuanto antes empecemos a hacer ejercicio, mejor. Además de mantener el peso y la estructura corporal, retrasamos el envejecimiento celular. No hay que ser atletas, unos días a la semana de natación o ejercicio aeróbico durante 30 minutos es suficiente.  
 
Envejecer bien en el mundo

La dieta es fundamental en la vejez

 
La dieta es fundamental. Lo mismo que las embarazadas no deben comer por dos, al llegar a cierta edad no se debe comer sin medida. Somos lo que comemos y mejor si nuestra dieta es rica en verdura y fibra y el resto: carbohidratos, proteínas, grasas, en la proporción que nos indique nuestra complexión y actividad.  
 
Ir al médico ayuda a prevenir. No hay que ir solo cuando estamos mal. De forma preventiva las revisiones periódicas son obligatorias.  
 

Controlar el estrés

 
Controlemos el estrés. Estresados comemos más o dejamos de comer, se agudiza la depresión, el alzhéimer, la diabetes, las enfermedades cardiacas… intentar llevar una vida sosegada en un garante de salud cuando se envejece.   
 

Dejar de fumar

 
Nunca es tarde para dejar de fumar. Si no es ha hecho antes, no esperar a que se manifieste algún cáncer o la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (Epoc) que en la tercera edad es cuando se muestran de la peor manera. Tampoco excederse con el alcohol, por supuesto. 
 
Tener el cuerpo y la mente ocupados con cosas que nos gustan es fuente de energía. Hacer actividades de grupo, estar en redes sociales, participar en la comunidad, hacer voluntariado…, en definitiva, rodearse de familia, amigos y personas afines que enriquecen el día a día.  
 
Ejercitar la mente: juegos de mesa, de ordenador, ir al cine, al teatro, leer… una mente ejercitada envejece menos y mejor. 
 
En definitiva, llegar a la tercera edad no es excusa, hay que apuntarse y ser partícipe de las actividades de la residencia para personas mayores, en el centro de mayores o cultural del barrio, en las actividades del polideportivo, a las excursiones… Seguir vivos y disfrutando para que cuando vengan los achaques nos pillen en forma. 
 
 

Noticias

18/10/2017

Proponen una ley para proteger a mayores de los maltratos

CEOMA y el Imserso proponen elaborar una Ley para proteger a las personas mayores del maltrato

17/10/2017

Primera memoria de Geriatros SARquavitae

Geriatros SARquavitae logo

Geriatros-SARquavitae difunden su primera memoria después de la fusión e integración.