07/12/2007

GEROASISTENCIA FRANQUICIARÁ RESIDENCIAS EN ANDALUCÍA

GEROASISTENCIA FRANQUICIARÁ RESIDENCIAS EN DIFERENTES COMUNIDADES AUTÓNOMAS

 

Leemo en el Ideal una interesante noticia sobre la figura de franquicias aplicada a las residencias:

La Ley de Dependencia ha originado que la empresa Geroasistencia, con sedes en Jaén y Almería, tras casi 20 años en el sector y ante las expectativas creadas por la nueva norma, haya puesto en marcha Gerofranquicia, la primera firma que ofrece asesoramiento a inversores privados interesados en abrir residencias y unidades de estancia diurna bajo el paraguas de un nombre reconocido.

El director general de Geroasistencia, el almeriense Manuel Linares, explicó que la idea surgió hace un año. «Llevamos casi 20 años gestionando servicios para mayores, siempre en el ámbito residencial, y nos dimos cuenta de las posibilidades de la nueva ley, ya que inversores privados comenzaron a pedirnos información».

Estudio de viabilidad

Además, el modelo de franquicia les parecía interesante por lo que encargaron un estudio previo a una consultora para determinar si era viable en este sector y realizaron un plan de diseño y desarrollo.

Difusión de la marca

A partir de ahí, a mediados de 2007, la empresa se puso manos a la obra para dar a conocer en todo el territorio nacional la nueva marca, Gerofranquicia, que ofrece a sus clientes asesoramiento para conseguir un negocio con garantías de éxito, por lo que presta sus servicios en todas los ámbitos, desde la redacción del proyecto, la tramitación de autorizaciones y permisos, la contratación de trabajadores o el control de los niveles de calidad.

Linares, que afirmó que los clientes pueden elegir entre unidad de estancia diurna, residencia y una opción mixta de las dos anteriores, hizo hincapié en que se han recibido 14 peticiones de información procedentes de puntos tan dispares como Andalucía, Valencia, Madrid, La Rioja y Extremadura.

«Delicado»

«En estos momentos estamos valorando a los candidatos, porque en este sector residencial, que es muy delicado, es necesaria cierta vocación de prestador de servicio a mayores, puesto que cada vez se tiende a lo socio-sanitario, donde esto último, lo sanitario, cobra paulatinamente más fuerza», apuntó.

Asimismo, el director general de Geroasistencia indicó que es necesario que «el inversor no valore sólo la rentabilización a corto plazo», porque se requieren inversiones a medio y largo plazo y el sacrificio de ciertos factores para poner el acento en el personal que atiende al usuario y que puede suponer hasta el 70 por ciento del gasto.

Linares, que recalcó que el proceso para abrir una franquicia de Geroasistencia necesita de entre seis meses y un año de tramitación en función del tipo de centro que se quiera poner en marcha, concretó que las primeras franquicias «estarán abiertas a mediados de 2008».