12/09/2011

POLÉMICA ÉTICA EN ANDALUCÍA. EUTANASIA Y VOLUNTADES ANTICIPADAS

El principio y el final de la vida son los dos momentos que más encrucijadas éticas levantan.  Hasta dónde tenemos autonomía para decidir, qué y quién decide o cómo aplicar la decisión tomada suelen convertirse en puntos de debate cuando no de agria polémica.

Leemos en la web Info Católica, que la Asociación de Abogados Cristianos ha elaborado un documento denominado "Voluntades Anticipadas” que permitirá a ancianos y enfermos protegerse frente a decisiones de terceros sobre su propia vida.  La iniciativa surge a raíz de la muerte de la Sra. Ramona Estévez, una mujer que siempre había dicho que no quería morir sufriendo pero que nunca firmó un documento de voluntades anticipadas.  Después de un infarto cerebral que la dejó, en un estado de coma irreversible los hijos decidieron que se le retirase la sonda de alimentación e hidratación.  Hubo un proceso judicial que se archivó y, tras catorce días, Ramona murió.

El debate ético y jurídico no ha cesado. Algunas webs y blogs critican la decisión, los medios de comunicación están claramente divididos entre los que la apoyan y la censuran.  Pero hay una frase de la Sra. Isabel Torres, de la Asociación Derecho a Morir Dignamente que lleva el debate a nuevas dimensiones: Ramona podía haber fallecido en tan sólo un día con otro tipo de métodos que están prohibidos legalmente", añadió Torres en referencia a la eutanasia. "Vamos a dejar de ser hipócritas, la sociedad ya está preparada para aceptar estos métodos. Hay que quitar el tono dramático a la eutanasia, porque lo que en realidad significa es buena muerte".

El debate está servido.  Hasta ahora con unos elementos conocidos y compartidos por todos:  Una forma de expresar el amor por un ser querido de quien conoces sus opiniones y al que no quieres ver sufrir. A partir de este punto aparecen las divergencias sobre lo que uno puede decidir por otro (por muy ser querido que sea) o sobre los medios utilizados para aplicar la decisión.

El problema grave puede venir en un futuro próximo cuando el caldo de cultivo en que se deban tomar esas decisiones sea el de un Estado incapaz de asumir el coste de los servicios básicos públicos, entre ellos salud y dependencia.  Entonces puede ser que en la ecuación subjetiva de quiénes deban decidir influya el coste de atención de una persona.  Estemos preparados todos para cuando esa situación llegue.

Una cuestión que puede tener repercusión para las personas mayores que viven en residencias geriátricas en Andalucía