06/11/2015

Castañada para la tercera edad en Almería

En el Mirador de la Rambla de Almería se celebró una castañada que disfrutaron 20 usuarios de la Residencia de la Purísima sita en la capital y de la Virgen del Rosario que está en el pueblo de Rioja, en la provincia almeriense.

La preparación de este delicioso producto corrió a cargo de la experta asadora de castañas María del Carmen Pinzón.

No hay mejores motivaciones para salir de la residencia para mayores que mantener las tradiciones, salir del entorno, fomentar el ocio compartido y degustar uno de los productos estrella del otoño.

Carmen Pinzón, conocida castañera, se mostró feliz preparando las castañas y compartiendo el momento. Declaró tener a su madre en una residencia para ancianos y reivindicó el derecho de quienes viven en centros geriátricos de disfrutar con estas actividades.

Para poder transportar a las personas desde las residencias, algunas con dificultades de movilidad, se contó con dos furgonetas adaptadas.

La iniciativa surgió de María del Carmen y los terapeutas se pusieron en contacto. La mayoría de los participantes de la castañada fueron mayores de 80 años, hasta uno con 92 se animó a ir. Los terapeutas se declararon encantados con la experiencia y ya tienen en mente organizar salidas a la catedral, museos…

Salir de la residencia para mayores, aunque sea asistida, debe ser una obligación para quienes están a cargo de los cuidados de las personas mayores, pues los beneficios de disfrute y calidad en el ocio que aporta estar en entornos distintos compensan cualquier dificultad organizativa y de gestión.

En este caso, algo hecho con tanto cariño, tan simple y a la vez evocador y delicioso ha proporcionado un estupendo rato a 20 ancianos, sus terapeutas y, por supuesto, para la castañera María del Carmen Pinzón.

Animamos desde aquí a usuarios y residencias para mayores almerienses a organizar o apuntarse a actividades de otoño tan estupendas como estas.