17/11/2014

MACROSAD CELEBRA 20 AÑOS DE AYUDA A DOMICILIO EN JAÉN

Con el objetivo de profundizar en el conocimiento de la situación de fragilidad y vulnerabilidad a nivel de salud y social de las personas usuarias del Servicio de Ayuda a Domicilio atendidas en su hogar, Macrosad ha llevado a cabo un estudio con el que se pretende mejorar la intervención realizada y prevenir una mayor dependencia. ‘Perfil de la persona usuaria del servicio de ayuda a domicilio: una mirada desde la vulnerabilidad y la fragilidadse ha presentado hoy en el marco de la celebración del xx aniversario de ayuda a domicilio macrosad20 Aniversario de Macrosad y es el resultado de una intensa labor de investigación realizada con personas mayores atendidas en el Servicio de Ayuda a Domicilio de la entidad en la provincia de Jaén y Sevilla.

Como principales conclusiones, cabe destacar que el perfil de la persona usuaria del Servicio de Ayuda a Domicilio es el de una mujer con dependencia severa y una media de 81 años de edad. Ha trabajado en agricultura y/o ganadería, tiene una pensión contributiva y puede leer y escribir. En general dispone de apoyo familiar: hijos/as y cuidador/a principal a tiempo parcial, conviven en pareja y solo rotan de domicilio en un 17% de los casos. Entre las patologías y necesidades más frecuentes por las cuales estas personas necesitan apoyo, destacan la hipertensión, diabetes, artrosis, Alzheimer, depresión mayor, encamados y soledad. Respecto a este último dato, si tenemos en cuenta que una de las tareas más frecuentes del Servicio de Ayuda a Domicilio es el apoyo en la vida familiar y social, vemos como se hace necesario potenciar el mismo, por lo que no es suficiente la existencia de apoyo familiar, sino que la persona necesita mantener y fomentar sus relaciones sociales.

Asimismo, llama la atención cómo un importante porcentaje de usuarios/as (el 33%) sufren caídas, siendo iterativo este hecho (el 67% vuelve a caerse), lo cual puede estar relacionado con el "síndrome del temor a caerse”. De otro lado, la mayoría de los hogares tienen una accesibilidad básica y, sin embargo, las personas atendidas necesitan apoyo para la movilidad, lo que supone la no existencia de adaptación del entorno tanto a nivel físico como organizativo y de planificación en la actualidad.

 

 

"Desde nuestra óptica, la persona que atiende en el domicilio tiene un rol clave como agente de entrenamiento preventivo, donde los proveedores de servicios y los poderes públicos sean promotores de ello (a través de la regulación, gestión de servicios y facilitando formación relacionada con la materia)”, explica Lucía González, gestora de Innovación de Macrosad, que añade que de este modo, "lograríamos la permanencia de la persona mayor autónoma en su entorno y se reduciría el consumo de recursos sanitarios”.

El estudio, que ha contado con la coordinación y revisión de contenido de la Fundación Ageing Lab, refleja, asimismo, que se atiende la necesidad de la persona desde servicios y recursos que funcionan de forma independiente (salud vs social), pero no se llegan a producir sinergias para cubrir lagunas como es el caso de la convalecencia. Desde Macrosad se considera que la convergencia entre entidades y agentes implicados en la cadena de valor  podría contribuir a dar un paso más allá de la derivación actual, atendiendo a una misma necesidad desde diferentes enfoques y aprovechando los recursos existentes permitiéndonos ser más eficientes. "Esta conexión podría dar como resultado una atención integral de la persona y consecuentemente un envejecimiento más digno y positivo”, relata Lucía González.

Los datos del estudio, avalado por la Fundación Ageing Lab e investigadores de la Universidad de Jaén, proceden de una muestra representativa para una población de 2.925 usuarios/as que gestiona Macrosad. Esto supone que es una muestra fidedigna y representativa de la situación del sector en Andalucía. Además, la intención es que el estudio tenga una continuidad en el tiempo, ya que se prevé hacer una monitorización y seguimiento de los aspectos más relevantes detectados.

El estudio, tal y como explica Andrés Rodríguez, administrador de Macrosad, está asociado "a nuestros valores de compromiso social y corresponsabilidad con el entorno y territorios donde desarrollamos nuestras actividades y como matriz ética en nuestro hacer”.

20 Aniversario

La presentación de este estudio ha sido el eje sobre el que ha girado el acto del 20 Aniversario de Macrosad, que se ha celebrado hoy en la Universidad de Jaén con un panel de expertos y profesionales en el que también han tenido voz Vicente Oya y Pilar Palazón, dos adultos mayores en representación de un sector que tiene mucho que decir en el diseño de las políticas y programas que le afectan directamente. La inauguración ha corrido a cargo de Ana Rey, secretaria general de Políticas Sociales de la Junta de Andalucía; Manuel Parras, rector de la Universidad de Jaén y Andrés Rodríguez, que ha destacado que la clave del éxito durante estos 20 años es "nuestros valores y el desarrollo de líderes y lideresas fomentando la autonomía, el emprendimiento y la capacidad de cambio favoreciendo una cultura organizacional y entorno profesional de innovación y gestión del talento y conocimiento que genere nuevas ideas y proyectos poderosos”.

Cuestión relevente: Atención domiciliaria en Jaén