28/07/2015

¿Quién usa las residencias para mayores en Aragón?

Desde Observatorio para la Dependencia de Aragón llegan interesante reflexiones acerca de los usuarios de las residencias de la tercera edad en Aragón. Estos expertos destacan que los cambios sociales y la crisis hacen que muchos prefieran su casa a la residencia de tercera edad incluso cuando sus circunstancias harían necesario el ingreso.
 
Residencias de ancianos en Aragón facilitan reflexiónSegún Gustavo García, miembro del observatorio «Los usuarios cada vez tienen más años y presentan un mayor deterioro físico o mental. En los años 80 y 90 se pusieron de moda las residencias geriátricas como un centro residencial para personas mayores que se encontraban bien de salud, eran una alternativa a su vivienda, con cuidados y compañía. Pero ahora ha cambiado esta tendencia por dos motivos: por un lado,la gente mayor ya no quiere salir de su casa, quiere mantener su independencia, por eso han proliferado alternativas tipo viviendas tuteladas y servicios complementarios en el hogar. Y, por otro lado, la crisis ha afectado mucho a las familias. Muchos no pueden asumir el precio de la residencia y se encargan ellos mismos del cuidado de la persona mayor en casa.  Así también su pensión contribuye a sostener la economía familiar».  
 
También dice que los casos de familias que han sacado a ancianos de residencias son mínimos, sin embargo, se lo piensan mucho más antes de dar el paso de llevarles a un centro. Como señala Paquita Morata, gerente de ARADE (Asociación Aragonesa por la Dependencia), que engloba a 52 centros residenciales para ancianos dependientes privados «La gente cada vez espera más antes de llevar a su familiar a una residencia. También la esperanza de vida es mayor. Por eso vienen personas con más edad y un mayor deterioro. Hay muchos nonagenarios y hasta centenarios». También apunta que con la crisis se cerraron centros para mayores, pero que ahora en Zaragoza capital se están abriendo centros de día con actividades y talleres que instan al envejecimiento activo. Los cambio de mentalidad, la situación de cada familia, los deseos de las personas o el tipo de cuidados hacen de la residencia de la tercera edad una alternativa de vivienda que se contempla a veces como un último recurso y otras veces como una opción de vida. Cada centro dispone de servicios o especificidades que hará que se adecue a las preferencia y necesidades.
 
Enlaces de referencia:
 
Observatorio de la Dependencia
Asociación Arade 
Residencias de mayores en Zaragoza