06/11/2006

ARAGÓN OPTA POR LA CONSTRUCCIÓN Y GESTIÓN PRIVADA

SE OPTA POR LA CONSTRUCCIÓN/GESTIÓN PRIVADA DE RESIDENCIAS GERÁTRICAS PÚBLICAS EN ARAGÓN

 

El enésimo anuncio que hace el gobierno de Aragón sobre el Plan Metrópoli es que el modelo que se va a seguir es el de concesión de obra pública y gestión por parte de empresas privadas de las residencias construidas. Si, finalmente esta es la forma elegida esperamos que la DGA opte por la mejor oferta que reciba, determinando de antemano el coste por plaza y que no caiga en la tentación de convocar una subasta a la baja que pueda generar problemas en el futuro.

La Diputación General de Aragón hablaba hace tiempo de el "Plan Metrópoli" que iba a permitir la construcción de 1.000 plazas públicas en el municipio de Zaragoza. Por ejemplo, hemos encontrado esta frase en el discurso sobre el estado de la autonomía de 2004: Las residencias del Plan Metrópoli para la tercera edad están pendientes de licencia de obras o en fase de licitación, lo que permitirá crear en la capital aragonesa y su área de influencia un millar de plazas en residencias y centros de día.

También en febrero de 2003, desde presidencia de la DGA se decía que el Plan Metrópoli iba a permitircontar en el plazo de dos años con 631 nuevas plazas residenciales para mayores asistidos y otras 120 de centro de día en Zaragoza capital y su entorno. Así lo decía la nota de prensa de presidencia 1092/2003:

El "Plan Metrópoli" es una pieza básica del Plan de Atención a la Dependencia en Aragón que, con la creación de 631 plazas residenciales asistidas y otras 120 en centros de día, dará respuesta a las demandas servicios asistenciales de los mayores de la ciudad de Zaragoza y su entorno.

Este planeamiento metropolitano de nuevas infraestructuras implica la inversión de 62 millones de euros en la edificación de 4 residencias y 4 centros de día que se situarán en los barrios de ACTUR, Oliver, Torrero y en la localidad de Utebo. Estos centros se han concebido según pautas que facilitan la especialización en la atención de los mayores y el mejor aprovechamiento de los elementos comunes de sus instalaciones.

La residencia del Actur se edificará en la Avenida de los Pirineos, sobre 5.500 metros cuadrados propiedad del Gobierno de Aragón. El proyecto comprende una zona residencial de 149 plazas asistidas, distribuidas en 63 habitaciones individuales y 43 dobles, y un centro de día con capacidad para 30 personas, que se unirá al edificio residencial mediante un corredor transversal. El plazo de ejecución es de 15 meses y la inversión supera los 16 millones de euros.

El centro residencial del barrio Oliver se levantará en un solar de 6.451 metros cuadrados, en la calle de La Camisera. La inversión del IASS se aproxima a los 13 millones de euros y el plazo de ejecución es de un año y medio. Dado el perfil de sus usuarios, el área residencial está configurada como geriátrico y psicogeriátrico, y constará de 138 plazas en 88 habitaciones individuales y 25 dobles. El centro de día contará con 30 plazas.

Un espacio de 10.000 metros cuadrados situados en la calle Consejo de Ciento acogerán el centro de Torrero. El proyecto engloba tres programas en el mismo edificio: un club social, un centro de día para 30 usuarios y una residencia de 205 plazas asistidas, dispuestas en 177 habitaciones individuales y 44 dobles. El presupuesto asciende a 19’5 millones de euros y su plazo de ejecución será de dos años.

La residencia de Utebo se edificará en el Parque de Las Fuentes, en una parcela de 5.700 metros cuadrados. Constará de una residencia de 135 plazas distribuidas en 93 habitaciones individuales y 21 dobles, así como de un centro de día con capacidad para 30 usuarios. El presupuesto supera los 13 millones de euros y su periodo de ejecución será de 18 meses.
La solución arquitectónica para estos proyectos ha estado condicionada por la configuración de los terrenos, su topografía y el programa funcional de cada centro. En todos los casos hay buenas comunicaciones y existen áreas verdes en las proximidades.