27/07/2016

El Gobierno de Aragón recomienda precauciones ante el calor

En la Comunidad aragonesa se pueden llegar a vivir episodios de altas temperaturas durante las sucesivas olas de calor que son habituales en verano.

HidrataciónPara alertar a la población, los niveles de riesgo (del 0 al 5) se disponen a partir de 34 grados de máxima y 20 de mínima en la provincia de Huesca; 36 y 14, en la de Teruel; y 36 y 20, en la de Zaragoza. Ante estos extremos, la Dirección General de Salud Públicaha establecido unas medidas preventivas del Plan de Acción para la prevención de los efectos de las temperaturas extremas sobre la salud en Aragón, que se puso en marcha el pasado 1 de junio y que estará vigente hasta el 15 de septiembre.

El plan se dirige de manera específica a las personas mayores de 68, a los menores de 5, a los enfermos crónicos y las expuestas a un gran esfuerzo físico, como trabajadores o practicantes de actividades deportivas o de ocio.

El plan recoge sigue las siguientes líneas de actuación:predicción de temperaturas; información a la población; vigilancia de la mortalidad y morbilidad; e información, coordinación y alerta de servicios sanitarios y sociales.

Entre los enfermos crónicos hay que vigilar especialmente a aquellos que sufren del corazón, tienen alta la presión sanguínea, padecen problemas intestinales, son obesos o consumen alcohol en exceso. Muchas personas mayores deben tomar medicaciones que alteran la presión, el descanso, la temperatura corporal o que pueden disminuir la sensación de sed.

También se debe prestar atención a las personas con menos recursos que no pueden refrescar sus viviendas, a las personas dependientes o a las en riesgo de exclusión social. En estos últimos colectivos hay una población de personas mayores que viven solas que presentan una vulnerabilidad específica.

Plan de Acción de la Dirección General de Salud recomienda beber agua; evitar todo tipo de bebidas alcohólicas; consultar con el médico si se está tomando de forma crónica alguna medicación; evitar comidas calientes o pesadas; usar ropa ligera y de colores claros, evitando la ropa sintética; utilizar gorra y protección solar.

También advierte de que no son recomendables las actividades que exijan esfuerzo físico importante y no dejar a los niños, ancianos o animales en coches con las ventanas cerradas.

Ante los primeros síntomas de un golpe de calor: calambres, irritación de la piel o quemaduras, agotamiento o sentir temperatura elevada, debe buscarse de manera inmediata un lugar a la sobra o con aire acondicionado, tomar bebidas frescas no alcohólicas, descansar o darse un baño o una ducha con agua fresca.

Ante síntomas graves como temperatura muy elevada, dolor de cabeza, vómitos y pérdida de consciencia, se debe acudir a las urgencias hospitalarias o llamar a los teléfonos de emergencia 061 y 112.

Nunca están de más estas advertencias, por eso las reiteramos, para que todas las personas mayores este verano, en sus domicilios, en la residencia de mayores, en su lugar de veraneo… pasen de la manera más sana y feliz la época de mayor temperatura del año.

Enlace relacionado: Centro residencial geriátrico en Zaragoza