12/02/2007

ÉXITO DEL TELÉFONO DE LA DEPENDENCIA


Un mes después de la puesta en funcionamiento de la línea 900 40 60 80, la línea telefónica habilitada por el Gobierno para informar a la ciudadanía sobre la Ley de Dependencia, su éxito ha sido considerable: 51.731 llamadas. Así mismo el Gobierno de Aragón ha anunciado la puesta en marcha de su propia línea Autonómica por lo que es probable que le imiten otra Comunidades. El teléfono se constituye, sin duda, en eje fundamental en la comunicación de prestaciones y del que Inforesidencias.com, no se queda al margen a través de nuestro servicio: "Inforesidencias.com en línea" 902.88.61.91

El teléfono habilitado por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales en el Instituto Nacional de las Tecnologías de la Comunicación (INTECO) de León, ha recibido 51.731 llamadas. La mayor parte de las mismas se ha centrado en los servicios y prestaciones que ofrece la Ley de Dependencia, así como en las características de la valoración. También se han atendido un gran número de peticiones sobre la implantación del sistema y dudas generales sobre la Ley.

Las llamadas han procedido básicamente de posibles beneficiarios y familiares de personas mayores y personas con discapacidad.

Una vez el Gobierno y las Comunidades Autónomas definan el desarrollo reglamentario, el servicio empezará a informar sobre los pasos a dar para recibir los servicios y prestaciones de la Ley de Dependencia.

Por otra parte hemos conocido que el Gobierno de Aragón ha puesto en marcha una línea de atención gratuita con la misma finalidad: 900.38.39.40. Hasta ahorráoslo puede dar una información similar, pero cuando esté más avanzado dirá qué centro corresponde a cada personas en relación a su domicilio. Durante su primer mes de funcionamiento ha recibido 308 llamadas, de las que el 63% fueron realizadas por mayores de 65 años.

Recordamos que también Inforesidencias.com cuenta desde principios de año con nuestro novedoso servicio: Inforesidencias.com en linea: 902.88.61.91 a través del cual ayudamos a encontrar plaza de residencia privada o financiada por la Administración, servicios de ayuda a domicilio, centros de día o viviendas para mayores.