05/03/2009

ASTURIAS: PROGRAMA PARA INGRESAR MAYORES CON ENFERMEDAD MENTAL

ASTURIAS PLANEA CONCERTAR PLAZAS PRIVADAS PARA MAYORES CON PROBLEMAS DE SALUD MENTAL

 

Lo leemos en La Nueva España de 23 de febrero y resulta algo realmente interesante cuando el problema del envejecimiento unido a problemas de salud mental se está convirtiendo en una realidad emergente.

Muchas residencias saben en primera persona que no es lo mismo un mayor que sufre demencia que un enfermo mental que ha envejecido. Son necesarios diferentes programas de actuación y, en ocasiones, incluso, diferentes profesionales. La realidad es que, en la mayor parte de los casos ambas tipologías conviven en residencias asistidas.

Por eso resulta inreresante la iniciativa asturiana:

La red asistencial pública asturiana debe prepararse para atender a una población altamente envejecida y entre la que, según han constatado los servicios del ERA, los problemas psiquiátricos son frecuentes y aparecen a edades cada vez más tempranas. Para atajar el problema, Faustino Álvarez, director del ERA, la red de establecimientos residenciales del Principado, anuncia una convocatoria para concertar plazas psicogeriátricas en residencias privadas especializadas. «De momento, el coste que supondría dotar a la red pública con los servicios necesarios para atender a estas personas es inasumible», reconoce, así que la solución al problema pasa por la iniciativa privada. Esta nueva situación asistencial, en la que coinciden vejez y enfermedad mental, «impone un cambio de modelo residencial», admite Álvarez, «que para atender estos casos ha de ser no sólo social, sino también sanitario». Incorporar médicos, especialistas psiquiátricos, psicólogos o enfermeras a la plantilla de una residencia pública supone, hoy por hoy, un gasto que el director del ERA admite abiertamente que es impensable.