08/01/2004

EL SECTOR DE LAS RESIDENCIAS DE RELIGIOSAS

LAS PECULIARIDADES DEL SECTOR SOLIDARIO DENTRO DE LAS RESIDENCIAS GERIÁTRICAS

 

Desde que hace un par de años lo que hasta entonces se conocía como el sector de "las religiosas" se convirtió en "sector solidario" se ve un claro esfuerzo modernizador dentro de las verdaderas cadenas de residencias geriátricas españolas, las órdenes religiosas. LARES, asociación que agrupa mayoritariamente a este colectivo, lleva haciendo un gran esfuerzo de formación y de renovación que debe ser reconocido. Aún así, de vez en cuando aparecen noticias que hacen levantar más de una ceja.

Durante estas últimas fiestas de Navidad, el Comercio Digital, un periódico asturiano, publicó una notica según la cual el presidente de la Comunidad asturiana, Vidcente Alvarez Areces "garantiza el apoyo a la residencia Virgen del Rosario". Se refiere a unas manifestaciones hechas durante una visita a esa residencia.

Cuando el artículo explica cómo es el centro, después de decir que tienen casi 180 residentes, especifica que La plantilla de trabajadores que trabaja diariamente en la residencia está compuesta por 30 personas, además de 40 voluntarios y 13 hermanas. Sin contar a los voluntarios, que legalmente no pueden sustituir el trabajo de un empleado aparece que la ratio de personal es del 0.24.

Dejando a un lado que el Decreto 79/2002 del Principado de Asturias establece una ratio mínima del 0.3 de atención directa para los residentes asistidos (en esa ratio no se contaría el personal de cocina, limpieza, administración y mantenimiento) y que casi todos los expertos aseguran que la tendencia apuntan hacia ratios entre el 0.5 y el 0.6 para garantizar una atención adecuada., lo que pone de manifiesto esta noticia es que en el sector solidario se vive una realidad diferente que en el resto del sector de atención a personas mayores.

Con toda seguridad la residencia en cuestión presta un servicio correcto y los residentes viven bien. También con toda seguridad lo que vió el presidente del principado de Asturias fue agradable a la vista. Entonces ¿cómo puede ser que se preste ese servicio con tan poco personal?

Sin conocer la residencia geriátrica se pueden aventurar unas posibilidades:

- Es posible que el perfil de una parte de los residentes no sea asistido.
- Es posible que parte de los residentes participen en algunas actividades (limpieza, lavandería, higiene) no como terapia ocupacional sino como verdadero trabajo.
- Es posible que algunas de las religiosas, aunque tengan edad de jubilación, estén trabajando (en la portería, en la cocina, en la sala de costura.).
- Es muy posible que parte de los 40 voluntarios estén realizando funciones que, aplicando estrictamente la Ley, deberían ser realizadas por empleados.
- Es probable que las actuaciones inspectoras de las administraciones no sean de un rigor extremo considerando que se trata de centros de iniciativa social.

Por otro lado también es bastante posible que, parte de los residentes sean verdaderos "casos sociales" que no llegan a los servicios públicos porque existen órdenes religiosas que los acogen.

La atención que se presta en este tipo de residencias de mayores, el trato que reciben de la administración y el futuro que le espera debido a la caida de las vocaciones, son cuestiones que deberán ser tratadas durante sin dilación ya que, aunque no se suele hablar demasiado de ellos son parte de la realidad del sector.