26/01/2004

QUEJAS DEL SECTOR EN EL PRINCIPADO DE ASTURIAS

LA SITUACIÓN DE LAS RESIDENCIAS GERIÁTRICAS EN ASTURIAS

 

El periódico La Voz de Asturias, en su edición de 17 de Enero , explica como, al hilo de un aumento de las medidas de control e inspección de las residencias en esa comunidad autónoma, la patronal AARTE ha querido poner de manifiesto lo que entiende como verdaderas carencias del sector.

Según María Teresa Rodríguez, presidenta de AARTE, existen en la actualidad, al lado de las residencias legalmente constituidas, verdaderos "aparcamientos de ancianos"; pensiones que, de verdad actúan como residencias geriátricas y no están sometidas a un correcto control.

La visión que da María Teresa Rodríguez de la actuación autonómica es bastante negativa. Expresa el precio realmente bajo que está pagando en plazas concertadas (780 Euros mensuales) frenta a una media nacional de unos 1200 y se queja de que la comunidad autónoma esté concertando con residencias de baja calidad.

Estas manifestaciones coinciden con un posicionamiento por parte de la administración autonómica a favor de la construcción de residencias públicas (el gerente del organismo autónomo gestor ERA, manifestó que, si había posibilidades presupuestarias crearía 1000 plazas públicas).

Queda muy lejana la noticia que apareció en el Comercio Digital de 29 de Abril de 2001 en la que se anunciaba una estrecha colaboración entre AARTE y el gobierno autónomo para el establecimiento de unos criterios de calidad: el proyecto Maior Club que incluso recibió un premio al mejor proyecto empresarial 2000.

Entonces la noticia aparecía así: "Formar parte del MaiorClub supone la puesta en marcha de una serie de pautas en el campo asistencial, al tiempo que ofrece los servicios de un portal y una central de compras en Internet.
En el campo asistencial, el proyecto tiene como objetivo prevenir cualquier enfermedad de los mayores. Así pues, se ha ideado un sistema de fichas para un mayor control de los residentes. Las fichas se dividen en tres apartados: la ficha de nivel físico, que viene a ser como la hoja geriátrica de ingreso y enfermería de cada anciano, en la que quedan recogidas las enfermedades y tratamientos médicos. Pero también se controlan desde los cambios posturales hasta la diuresis, las uñas o los pies.
La ficha de nivel psíquico es la ficha que realizará el psicólogo de la residencia y registra las modificaciones de conducta y el deterioro de la memoria. Por último, la ficha funcional recoge la rehabilitación fisioterapeuta, donde se refleja la evolución de cada residente.
Asimismo, Maior Club cuenta con un portal en Internet en el que explica sus objetivos y una central de compras, mediante la cual los proveedores podrán ofertar sus productos (farmacéuticos, alimenticios, ortopédicos, etcétera). «Se trata de conseguir mejor calidad y mejores precios», apunta la presidenta de AARTE .

Perfil de los residentes
El perfil de los ancianos que acogen las residencias asturianas responde al de personas mayores de más de ochenta años –indistintamente hombres y mujeres–, con pluripatologías, es decir, con diversas enfermedades.

A juicio de la presidenta de AARTE, la incorporación de la mujer al mercado laboral, que tradicionalmente se dedicaba al cuidado de los hijos y los mayores, y la incapacidad de algunos ancianos por enfermedades, son dos de los motivos del éxito de las residencias de la tercera edad.
María Teresa Rodríguez explica, además, que en el año 2025 habrá diez millones de ancianos en España y que el Principado es la región más envejecida del territorio nacional. «Si Asturias no se pone al día en cuanto a la calidad de sus residencias para atender a los mayores, vendrán empresas de fuera para hacerlo», subraya.

La presidenta de AARTE es también directora de la residencia El Real, de Oviedo, y próximamente abrirá un nuevo centro en Ablaña, en el antiguo hospital de Ensidesa."