13/02/2019  (‎1 opiniones)

La provincia de Albacete desarrollará un Plan de Eficiencia y Calidad en los Centros Residenciales

¿Quieres valorar esta noticia?

Selecciona las estrellas:
 

 

 

La Consejería de Bienestar social de la Junta de Castilla-La Mancha desarrollará en Albacete, a través de su Dirección Provincia, el Plan de Calidad y Eficiencia en Centros Residenciales (2018-2020. En total, afectará a 2133 plazas residenciales (cien más que el año pasado) para personas mayores en situación de dependencia.

Tercera edad en AlbaceteEl Plan cuenta con veinte medidas para mejorar la atención de las personas mayores y de los equipos de profesionales. Algunas de las más importantes son la creación de un nuevo Estatuto de Centros Residenciales para personas mayores, un Catálogo de Buenas Prácticas, los denominados Grupos de Participación Familiar y de Residentes y la formación de profesionales. Estas mejoras se presentaron en una reunión de representantes de la Consejería con los directores de residencias geriátricas.

El objetivo principal es enfocar los servicios hacia la calidad de vida de las personas, con un sistema de mejora continua y eficiencia en la atención. Para lograrlo, las acciones se estructuran en tres ejes: atención centrada en la persona, recursos humanos y adecuación de las infraestructuras. Se pretende que el Plan de Residencias sirva como modelo de calidad de todas las residencias de Castilla-La Mancha, ya sea privadas, concertadas o públicas.

Para elaborar este Plan se ha contado con la participación de más de En la elaboración del Plan se ha implicado a más de cuarenta profesionales, con la participación y propuestas de empleados públicos, entidades externas, personas expertas, sindicatos y directores de centros residenciales y representantes de residencias para la tercera edad de Albacete.

En esta provincia han trabajado las direcciones de las residencias de titularidad pública y personal técnico de la Dirección Provincial. Las residencias deberán adecuarse a este nuevo marco que redundará en una mejor atención, basada en la escucha de la persona y su familia y orientada a la máxima individualización posible.