24/09/2006

CASTILLA-LEON: A LA JUNTA NO LE SALEN LAS CUENTAS DE LA LEY DE DEPENDENCIA

CASTILLA LEON: A LA JUNTA NO LE CUADRAN LAS CUENTAS DE LA LEY DE DEPENDENCIA

 

Según un estudio elaborado por la Gerencia de Servicios Sociales de Castilla León, 16.945 personas de esa comunidad tendrán derecho a las prestaciones de la Ley de Dependencia en próximo año, mientras que en la actualidad existen 78.932 dependientes. La atención a esas casi diecisiete mil personas tendrá un coste de 270 millones de euros, si bien la memoria económica que acompaña al proyecto de ley, sólo se contempla una aportación pública de 66,8 millones de euros, a los que habría que añadir otros 33,4 que aportarían los usuarios del sistema.

El estudio, hecho público antes de que PP y PSOE pactesen la introducción de una cincuentena de enmiendas, destaca la falta de recursos. Por ejemplo, el desembolso necesario para la atención a este colectivo se acerca a los 270 millones de euros, un importe que se obtiene de multiplicar las 16.945 personas susceptibles de este derecho por los 13.500 euros anuales que cuesta el mantenimiento de una plaza en una residencia pública o las cuatro horas diarias de asistencia a domicilio, al precio actual de 14 euros la hora, que es el parámetro que calcula el Gobierno para los grandes dependientes. Sin embargo, según el gerente de Servicios Sociales, la financiación pública prevista en la memoria económica de la ley para el próximo año sería de 66,8 millones de euros, repartidos al 50 por ciento entre el Ministerio de Trabajo y la Junta de Castilla y León, a los que habría que añadir otros 33 millones que aportarían los propios interesados a través del denominado ‘copago’. Con estos 66,8 millones, la aportación por cada uno de los 16.945 ‘grandes dependientes’ sería de 3.942 euros anuales, lo que supondría 0,8 horas diarias de atención domiciliaria.

Según el gerente de servicios sociales, en el artículo aparecido en el Adelantado, se trata de un presupuesto "rácano” para atender a todos los dependientes e indicó que "si el presupuesto público no llega para pagar todas las prestaciones, ¿qué pasará cuando se acaben los 66 millones?”. "La única respuesta que hemos recibido es que ya se verá”, añadió.

Ver los datos recogidos del informe