30/10/2012

CASTILLA LEON: IMPAGOS A LAS RESIDENCIAS CONCERTADAS. CUATRO MESES

Para los que no sean gerentes de una residencia geriátrica privada concertada, cuatro datos que hay que tener en cuenta para valorar lo que supone que la administración no pague cuando toca.

- De todos los gastos que tiene una residencia, el de personal supone aproximadamente un 60% del total.

Cuidado a Mayores- Cuando "no hay atrasos" la administración paga entre 30 a 90 días desde la presentación de factura (a final de mes) con lo que, en situación normal, una residencia concertada tiene que financiar los gastos del centro hasta cuatro meses antes de cobrar de la administración.  Por desgracia la situación normal es cada vez más anormal.

- Cobre o no la residencia de mayores, las retenciones del IRPF y cotizaciones a la Seguridad Social deben se pagadas puntualmente ya que un retraso, aunque sea de un día genera un recargo del 20%, la imposición de intereses y de una posible sanción.

- Si la administración se retrasa por encima de los tres meses, la residencia geriátrica tiene que presentar la declaración trimestral del IVA y pagar la parte correspondiente a la cantidad facturada (aunque no cobrada), por lo que, no sólo está financiando a Servicios Sociales al no cobrar, sino que encima está financiando a la Agencia Tributaria al ingresar unos impuestos que todavía no ha cobrado.

Con estas premisas en mente se puede valorar la noticia que ha aparecido en el Diario de Burgos según la cual, las residencias concertadas de esa provincia todavía no han cobrado de la administración las estancias de los residentes correspondientes a Junio, Julio, Agosto, Septiembre y Octubre (este último no se ha facturado pero el servicio ya se ha prestado).  Como en Castilla León hasta ahora las residencias cobraban relativamente a tiempo, el efecto sobre la tesorería de los centros está siendo debastadora.

El sistema de atención a la dependencia, tal como se soñó en el Libro Blanco de la Dependencia, era tan bueno que ofrecía retornos económicos al sistema.  Si, después de las modificaciones de la Ley se opta de verdad por los servicios profesionales y por la concentración de recursos en la atención a la gran dependencia, es posible que el sector se convierta de verdad en un generador de empleo y retorno económico.  Hace falta para ello que las admnistraciones prioricen y no lo asfixien.

Residencias geirátricas de Castilla y León