20/07/2016

Excelente noticia de la Comunidad de Castilla y León

Según datos del IMSERSO, Castilla y León conseguirá cumplir el compromiso de incorporar al sistema de atención a la dependencia a los dependientes de Grado I antes de finalizar el mes de julio.

Bandera de Castilla LeónSegún los datos del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia a 30 de junio de 2016, Castilla y León había incorporado ya al 95,14 % de las personas dependientes de Grado I, que son en la Comunidad 25 006 personas y un porcentaje de personas atendidas siendo la primera en incorporaciones y muy por encima de la media española que está en el 34,47 %.

También según los datos facilitados por el IMSERSO, las personas reconocidas como dependientes severos y grandes dependientes —grados II y III— en Castilla y León estaban en un 99,73 % atendidas, sin lista de espera, frente al conjunto del país que tiene en esa lista al 15,4 % de las personas reconocidas.

En conjunto, en Castilla y León el 98,29 % de las personas dependientes con derecho a prestación ya la reciben, casi 30 puntos por encima de la media nacional que es del 68,41 % y está a la cabeza de las comunidades autónomas en la concesión de prestaciones. Las personas atendidas son 82 190 y el número de prestaciones 104 291.

Es muy importante señalar que en Castilla y León es una comunidad muy envejecida, motivo por el cual se encuentra por encima de la media española en lo que respecta a solicitudes en relación con la población, un 4,74 % frente al 3,46 % nacional, sin embargo, el número de personas que están recibiendo prestaciones está muy por encima de la media, el 3,32 % frente al 1,77 % nacional y es el más alto de España.

En la Comunidad hay más prestaciones que personas, eso es porque pueden recibirse dos prestaciones de dependencia simultáneas. De manera desglosada, 11 374 prestaciones son de prevención de la dependencia y promoción de la autonomía personal, 7 844 de teleasistencia, 20 763 de ayuda a domicilio, 8 076 de centros de día y noche, 7 629 de atención residencial, 24 727 son vinculadas al servicio, 23 584 de cuidados familiares y 294 de asistencia personal.

Las prestaciones que más han crecido desde los datos publicados en 2015 son las de servicios profesionales que permiten a estas personas vivir en sus domicilios: teleasistencia, ayuda a domicilio y centros de día o de noche. la teleasistencia ha pasado de 4 081 prestaciones a 7 844, la ayuda a domicilio de las 11 261 prestaciones a 20 763 y los centros de día y noche de 6 083 a 8 076. Son aumentos muy significativos e importantes.

Otro dato que muestra el buen funcionamiento de la aplicación de la ley es que Castilla y León es la segunda Comunidad española en la que las personas dependientes utilizan proporcionalmente más los servicios profesionales, un 77,39 %, frente a las prestaciones económicas de cuidados en el entorno familiar, un 22,61 %. Este dato hace que Castilla y León esté a la cabeza en la creación de empleo en este sector tanto por la demanda de profesionales que presten servicios especializados en domicilios como trabajadores para los centros de día y residencias de mayores.