12/06/2006

UNA NUEVA APLICACIÓN DEL CHEQUE SERVICIO



Hasta la fecha el concepto de cheque-servicio se limitaba a ser una de las fórmulas por las que algunas Administraciones Locales, en el ejercicio de sus competencias, asignaban recursos a los ciudadanos para que pudiesen sufragar parte o todo el coste de la prestación de atención domiciliaria. En Castilla y León un colectivo de Empresarios han puesto en marcha un interesante y pionero proyecto que se basa en la utilización de este mecanismo para ayudar a aquellos de sus trabajadores que tengan a algún familiar en situación de dependencia y que les condiciona la conciliación de su vida laboral y familiar.

La Federación de Polígonos Empresariales de Castilla y León ha puesto en marcha este proyecto pionero en aras de ayudar a sus trabajadores que poseen familiares con algún grado de dependencia. El servicio comprenderá desde la atención completa a personas hasta las distintas actividades domésticas, además de tareas educacionales y formativas o el mero acompañamiento a la persona dependiente, según informa la propia federación.

La empresa encargada de gestionar este servcio será el GRUPO NORTE. Cada trabajador podrá solicitar a su empresa estos cheques que comprenderán servicios estimados entre 6 y 8 horas. De los servicios solicitados el trabajador deberá hacerse cargo de un 30 por ciento del coste total del servicio. El resto estará subvencionado en un 40 por ciento por el proyecto PERLA del Fondo Social Europeo conjuntamente con al Junta de Castilla y León y el 30 por ciento restante será asumido por el propio empresario.

Las 2500 empresas asociadas a esta Federación ven en este proyecto un mecanismo de incentivación para sus trabajadores al fomentar la conciliación entre la vida laboral y familiar de sus trabajadores además de producir interesantes efectos colaterales como son en primer lugar el establecer mecanismos que eviten el absentismo y los costes derivados de la rotación y bajas laborales del persona, y por otro lado el facilitar la obtención de beneficios sociales y fiscales ( ya que posibilitaría deducciones de hasta el 35 por ciento del gasto del servicio.

Esta iniciativa es muy interesante porque es facilmente exportable a otros colectivos empresariales, a organizaciones grandes, Administraciones Públicas ( entendidas como clientes etc.) y porque a la vez permite abrir una nueva puerta de comercialización de servicios a todo el colectivo de empresas gestoras de atención domiciliaria que, llevando a cabo una gestión profesional de su actividad tiene serias dificultades para llegar al cliente privado. Con esta fórmula damos una ventaja competitiva a este tipo de empresas frente a las pseudoempresas a la vez que abaratamos el coste de contratación para el trabajador contratante.

p>Fuente: Finanzas.com