19/09/2011

EN BURGOS SE PROYECTA UNA RESIDENCIA PARA TRANSPORTISTAS

Así aparece en la web de la Asociación Asebutra:

José Luis Olivella señala en el plano de la ciudad el lugar donde irá ubicada la residencia de mayores para transportistas, un proyecto en el que lleva trabajando más de cinco años. Jesús Javier Matías´acompañó al difunto Pepe Iglesias en la fundación de Asebutra, la mayor organización profesional del sector del transporte y uno de los entes patronales más activos de la provincia. Desde hace casi 13 años preside el grupo empresarial Asebutra, que reúne a 800 transportistas y más de 2.000 vehículos pesados, y la Fundación Pepe Iglesias, la vertiente social de este colectivo que ha impulsado la primera residencia de mayores para el sector de España. Olivella es también vicepresidente de la Cámara de Comercio e Industria.

Con la adjudicación el pasado jueves de una parcela municipal en el plan parcial S-4 -junto al Centro de Salud José Luis Santamaría- para la construcción de la residencia de mayores para transportistas concluyen más de tres años de tramitación administrativa, incertidumbres y retrasos. José Luis Olivella, presidente del Grupo Asebutra y de la Fundación Pepe Iglesias, ya dispone del suelo necesario para hacer realidad un proyecto social pionero en España, en el que se invertirán 3 millones de euros y se crearán más de 20 nuevos puestos de trabajo.

¿Cómo recibe la Fundación Pepe Iglesias la adjudicación de la parcela tras más de tres años de gestiones administrativas? Es una grandísima noticia de la que estamos muy contentos. Estamos relajados, porque nos ha costado mucho trabajo obtener esta parcela. Son tres años de negociaciones, reuniones, papeles... Al final, cuando tienes fe en un proyecto y trabajas para su consecución, pues sale adelante... Y no solo es el proyecto estrella de la Fundación Pepe Iglesias, sino que Burgos va a contar con la primera residencia en España destinada a los profesionales de un sector. En Burgos somos pioneros de muchas cosas y una noticia de esta naturaleza, después de todas las malas que escuchamos, nos hace subir el ánimo a mí y al sector del transporte.

Estamos ante la obra social de Asebutra, fruto del éxito empresarial de esta organización. No hay nada mejor que poder hacer algo por los demás y, sobre todo, por la gente que tiene dificultades en el sector: los mayores que tienen problemas y necesitan ayudas. En unos años tendrán un centro de referencia en el que serán atendidos y respetados.

¿Su objetivo es comenzar la obra en 2012? Efectivamente. Voy a pedir personalmente al Ayuntamiento que nos agilice al máximo los trámites porque queremos comenzar cuanto antes. Si pudiese empezar mañana, no lo dudaría... Tenemos ya cerrado el capítulo econóico, que va a suponer una inversión de 3 millones de euros sin contar con el equipamiento. Llevamos más de cinco años analizando este tipo de centros asistenciales para ser lo más prácticos posibles en su construcción y equipamiento. Va a ser todo muy funcional, sin lujos. Este proyecto está en el origen de la Fundación Pepe Iglesias y su fundamento es un estudio que realicé sobre la situación económica en la que estaba el 80% de los autónomos del sector en Burgos, para los que las pensiones a los 65 años no superaban el mínimo. Estamos hablando de un colectivo -incluyendo familias- de más de 10.000 personas en el que un alto porcentaje necesita el apoyo de una institución para sobrellevar su vejez. Ante esta necesidad surgió la Fundación y la residencia. Creo que el sector del transporte estaba obligado a hacer un esfuerzo a favor de los suyos y lo vamos a hacer.

¿Tienen ya los criterios para acceder a esa residencia? Aún no. El patronato está formado, tal y como exige la Ley de Fundaciones, y ahora preparará técnicamente las normas, donde se contemplará los criterios de acceso, de funcionamiento y de gestión económica de la residencia. Aún no hay una lista abierta para las solicitudes de residentes. La residencia supone también una apuesta de creación de empleo cualificado. Veinte empleos directos más los indirectos. La explotación de la residencia correrá a cargo de una empresa tutelada por la Fundación, lo que conllevará la creación de una plantilla cualificada de médicos, enfermeras, fisioterapeutas, etc., y los oportunos servicios subcontratados de catering, limpieza, lavandería, mantenimiento, etc. Es un gran proyecto y una gran noticia en estos tiempos difíciles. Incluso, aunque ya es hablar de futuro, la parcela permitiría la ampliación de instalaciones y también de los puestos de trabajo. No obstante, la política de Asebutra siempre ha sido ir paso a paso, con prudencia. Sí quiero subrayar que hay mucha gente fuera de Burgos expectantes con el proyecto que vamos a hacer.

En Diario de Burgos leemos algo más y las cosas se concretan.  Hablan de una inversión de 3.000.000€  (sin incluir el equipamiento) para construir una residencia para 62 personas (70% dependientes y 30% válidas), y de la creación de 20 puestos de trabajo en personal de atención directa (cuidadores, médicos, enfermería..) más la contratación de serivicios de limpieza, lavandería, cocina, mantenimiento..  Una vez construida la residencia buscarían una empresa especializada para que la gestione. Habrá que ver cómo reaccionan el resto de residencias geriátricas de Burgos