27/05/2016

Convivencia intergeneracional en Sanyres León

En Inforesidencias nos agrada presentar experiencias que ocurren en las residencias para mayores que van mucho más allá de los cuidados y las rutinas y que muestran que quienes viven y trabajan en ellas son mucho más que residentes y profesionales.

Por trasladamos esta noticia de Sanyres León sobre su participación en el programa de Cáritas «Caminando juntos».

Residencia geriátrica Sanyres LeónEste programa se imparte no solo ayuda a las personas más desfavorecidas, sino que intenta favorecer las relaciones intergeneracionales para beneficiar tanto a jóvenes como a mayores.

El programa de acompañamiento a personas mayores nace en Cáritas León en el  Año Europeo de Envejecimiento Activo y Solidaridad Intergeneracional 2012.

Con este programa, el objetivo de Cáritas es, en un principio, visitar a mayores que no tengan familia o reciben pocas visitas e intentar que las personas mayores se mantengan en contacto con su entorno comunitario y social mediante un servicio de acompañamiento.

Aunque en Sanyres se ofrece apoyo, comprensión y afecto a los residentes, el hecho de recibir esta ayuda y autoestima por parte de jóvenes voluntarios de distintos centros de León es muy beneficioso para ellos porque favorece las relaciones sociales y la solidaridad intergeneracional.
Los voluntarios hacen compañía a la persona mayor que se le ha asignado, conversan con ella, juegan a las cartas, leen el periódico…

Para ello, el grupo de voluntarios, con edades comprendidas entre los 14 y 17 años, son formados, coordinados y evaluados en su trabajo.

Previamente, tienen que conocer qué es Cáritas y su motivación y conocer el colectivo con el que van a trabajar: las personas mayores, el proceso de envejecimiento, las necesidades de los residentes y adquirir habilidades de comunicación.

Además, antes de cada voluntariado, Cáritas organiza un cursillo para estos jóvenes donde se realizan seminarios sobre temas como el envejecimiento activo o la gerontología y la sanidad.

Los voluntarios de este proyecto forman parte de un equipo que trabaja de forma coordinada y con criterios comunes, bajo la dirección y supervisión de Cáritas.

En el curso 2012-13 se comenzó el programa con la participación decuatro residencias geriátricas y cuatro colegios o institutos, en la actualidad, curso 2015-16, son ya nueve residencias y nueve centros de educación los implicados en el programa y el número de voluntarios ha pasado de los 85 jóvenes que comenzaron el primer año a los cerca de 200 que son en la actualidad. Igualmente ha aumentado el número de voluntarios coordinadores por parte de Cáritas.
El Programa está demostrando ser útil y con mucho futuro.