12/03/2007

ÉXITO DE LA PRIMERA EDICIÓN DE LA FERIA MAIOR. ES



Bajo el eslogan "De mayor quiero ser... mayor" ha tenido lugar en Salamanca entre los días 7 al 11 de Marzo el primer salón de mayores de Castilla y León. En esta primera edición se ha combinado la presencia de expositores, entre los ha estado Inforesidencias.com, con la organización de una completísima agenda en la que han había tanto actos dirigidos a la persona mayor como a los profesionales de esta Comunidad. En uno de los actos, D. Antonio Sáez, Director Gerente de Servicios Sociales aprovechó para hacer una lectura crítica del texto de la Ley de Dependencia.

 

La feria nació de la iniciativa de la Institución Ferial de Salamanca y ha querido poder mostrar a sus visitantes, tanto mayores como profesionales, diferentes recursos que tienen como objetivo fundamental la mejora de la calidad de vida de los mayores castellano y leoneses.

Según palabras del propio Presidente de la Junta de Castilla y León, D. Juan Vicente Herrera, la Junta de Castilla y León ha acogido con entusiasmo esta iniciativa con perspectivas de continuidad y desea que pueda consolidarse como un espacio de referencia durante los próximos años.

El Salón contó con una amplia agenda de actos que pretendía satisfacer el interés tanto de los mayores procedentes de las nueve provincias de la Comunidad de Castilla y León como de los profesionales.

Entre los actos organizados cabe destacar la mesa redonda "Atención a las personas mayores dependientes en Castilla y León: acción coordinada desde el Sector Público y el Privado". En ella participó entre otros, D. Antonio Mª Sáez, Gerente de Servicios Sociales de la Comunidad. En su intervención remarcó la suerte de las mujeres castellano leonesas de ser, junto con las japonesas las que tienen la esperanza de vida más elevada del planeta. También comentó la buena cobertura de la Comunidad en plazas residenciales, un 6,7 frente a la media española del 3,8 o incluso la europea cercana al 5, aunque al respecto quiso precisar que quizás el pero está en el mal equilibrio de cobertura entre diferentes áreas de la Comunidad. Sin embargo la parte central de su ponencia se centró en evaluar críticamente la Ley. Según su parecer la Ley de Dependencia posee cinco puntos críticos. El primero que no se haya configurado en el seno de la Seguridad Social para garantizar las prestaciones. En segundo lugar que no sea de carácter básico, sino "de condiciones básicas". Tercero que la Ley pueda facilitar las diferencias entre Comunidades Autónomas. Cuarto la falta de integración con las prestaciones sanitarias. Y por último quiso también hacer un sencillo cálculo para obtener en cuánto se cifra la ayuda estatal de 400 millones para los 200.000 grandes dependientes que la Ley estimaba ayudar durante el 2007, tan sólo 25 minutos por gran dependiente y día en el caso de que el recurso ofrecido fuese el SAD . Este cálculo deja latente que el resto de la financiación deberá proceder de cada Comunidad y del usuario, implicado en la financiación gracias al copago. También llevó a cabo breves referencias a dos de los Reglamentos que el Consejo Territorial está preparando. Respecto al de valoración quiso destacar el hecho de que, tal y como se plantea podría restringir el número de personas consideradas como grandes dependientes en casi 50.000 personas menos y por lo que respecta al Reglamento prestacional es posible por ejemplo, que las personas con dependencia moderada no se les ofrezca dentro del catálogo de prestaciones básicas ni servicios de ayuda a domicilio ni residencia.  Algo que, sin duda escucharon interesados los asistentes de residencias de ancianos de Salamanca

Tendremos que esperar a que se hagan públicos los borradores de los textos reglamentarios para contrastar las informaciones que van facilitando de forma aislada desde diferentes fuentes y desde diferentes Comunidades de nuestro país.