17/12/2015

El sector residencial geriátrico se reestructura en Galicia

La crisis que ha afectado al poder adquisitivo de las familias también ha hecho mella en el sector de las residencias para mayores.

En Galicia, uno de cada cuatro ciudadanos tiene más de 65 años, según reflejan datos del último censo del INE y para el 2050, las previsiones apuntan que 32 % de la población gallega será mayor de 65 años.

Residencias geriátricas GallegasEl servicio residencial tiene unos costes elevados, pues se retrasa el ingreso en el centro geriátrico y se llega a él con un alto grado de dependencia. A esto se une que las personas mayoresno disponen de un nivel adquisitivo suficiente, de manera que la pensión íntegra no llega a cubrir los gastos residenciales.

Para ver el panorama general debe darse el dato de que se las 18 000 plazas de residencias geriátricas que hay en Galicia, 5 000 son públicas y 3 000 son concertadas. En este contexto, las residencias pequeñas, de menos de 50 plazas, son las que peores perspectivas tienen.

Los grandes grupos geriátricos resisten mejor los vaivenes de la crisis de hecho se van haciendo más grandes y extienden poco a poco sus redes de servicios en una comunidad donde el sector está muy atomizado y las organizaciones religiosas y entidades públicas continúan administrando directamente un buen número de las plazas disponibles.

Sarquavitae, el segundo grupo de España en el sector, ha adquirido recientemente la residencia AIP (Asistencia Integral Personalizada) de Bóveda en Lugo. También tiene entre sus planes a apertura a mediados de este mes del nuevo centro que acaba de abrir en Matogrande, A Coruña, con los primeros catorce residentes. Con estos dos centros, Sarquavitae que tiene cinco residencias en Galicia.

Por otra parte, Ballesol, propiedad de a aseguradora Santa Lucía y otro de los líderes nacionales, también tiene previsto crecer en Galicia. Así va a iniciar de forma inminente la construcción de su tercera residencia gallega, que estará en la ciudad de Vigo que, con cinco plantas y 110 plazas en su mayoría individuales, y se unirá a las que ya están operativas en A Coruña y Poio, también (Pontevedra).

Los grandes grupos también diversifican la oferta y apuestan por la teleasistencia o la atención domiciliaria. Para lograr mantenerse, sin embargo, se impone la concentración y ganar tamaño.

Enlaces relacionados

Residencias geriátricas en Galicia