10/04/2006

EXPLOSION CONSTRUCTORA EN GALICIA

EXPLOSIÓN CONSTRUCTORA DE RESIDENCIAS GERIÁTRICAS EN GALICIA

 

Pocos meses una única comunidad autónoma genera tantas noticias como lo ha hecho Galicia durante las últimas semanas.

En La Voz de Galicia leemos que la Xunta pretende construir no menos de 53 centros para mayores de aquí a finalizar el 2007. Leyendo más a fondo vemos que incluye la finalización de obras que ya están en marcha aunque, aún así, 53 centros son muchos centros para 20 meses. "Según anunció Quintana la Xunta habilitará una partida económica específica en este año para finalizar los centros de mayores que están en construcción. En el caso de Ourense son cerca de una decena y están promovidos por los concellos -Parada do Sil, Montederramo y Esgos, entre otros - y se espera poder ponerlos en servicio en el 2007. El Ejecutivo autonómico coordinará los esfuerzos con la Diputación y los respectivos concellos para analizar la puesta en funcionamiento de estos centros y, en los casos que sea necesario, redefinir o reconducir los proyectos que sea necesario para mejorar la gestión y atender la demanda. En el caso concreto del centro que se está creando en Os Gozos, en el Concello de Pereiro, Anxo Quintana aseguró ayer que la intención del Ejecutivo autonómico es incluir esta instalación en la red de centros públicos que promueve la Xunta y que se ha anunciado en varias ocasiones. El objetivo de la Xunta es, tras el acuerdo con las caixas, crear un consorcio en el que participen diputaciones, concellos, Fegamp y otras instituciones para la red pública".

Si 53 centros parece poco, también hemos oído que la Xunta y las cajas de ahorro gallegas se alían para constrir cinco centros de mayores, lo que supondrá, según el Faro de Vigo, 30 millones de euros y un total de mil plazas (750 de residencias y 250 de centro de día). La forma de llevar a cabo el proyecto es la constitución de una sociedad mixta integrada por la Xunta, Caixa Galicia y Caixa Nova que se llamará Sogaserso. Para Anxo Quintana, se trata de un primer paso de colaboración. En Galicia el porcentaje de personas mayores de 65 años es del 21%.

Por otro lado en La Voz de Galicia de 27 de marzo encontramos una idea original. Convertir monasterios en residencias. Se trata de una de las "25 ideas para Santiago" que ha ido publicando el periódico. El plan es sencillo: transformar los monasterios en residencias para mayores. Los antiguos monasterios abundan en Santiago y en toda Galicia y son construcciones preparadas, por su misma naturaleza, para albergar una vida en comunidad, semejante a la que se puede desarrollar en una residencia de ancianos. Además, ofrecen una serie de ventajas muy adecuadas para que los mayores puedan llevar una vida mejor. Poseen patios amplios y jardines, en los que pueden pasear o hacer gimnasia, huertos, grandes comedores, una estructura en la que es fácil orientarse...

Y lo que no es una idea sino una realidad es una residencia creada por la Unión de Pensionistas para ellos mismos que entrará en funcionamiento en 2007. NOs habla de la idea La Opinión de A Coruña

Y, aunque no tenga que ver con la construcción de nuevas plazas, también ha anunciado Anxo Quintana este mes un programa de comida a domicilio para personas mayores y en el Faro de Vigo de 10 de abril, que La Xunta elabora una ´Carta de Servicios´ para garantizar los derechos a los usuarios de residencias de mayores públicas

Los usuarios de las residencias para personas mayores de la red pública de la Xunta podrán reclamar sus derechos amparándose en una normativa legal gracias a la ´Carta de Servicios Sociales´ elaborada por la Administración autonómica con el fin de establecer un marco de referencia de los derechos de los clientes, así como un compromiso de mínimos de calidad en estos establecimientos. Esta ´Carta de Servicios´ marca objetivos y establece instrumentos legales para que los usuarios reclamen sus derechos a través de un libro de reclamaciones con el que contarán todas las residencias de la red pública. Además, el vicepresidente aseguró que en un plazo "no superior a 30 días" los usuarios recibirán la "contestación adecuada" a su reclamación del centro directivo correspondiente. Entre los derechos de los usuarios, el vicepresidente de la Xunta apuntó el acceso a los centros, servicios, recibir asistencia sin discriminación, a un trato digno, al secreto profesional de la historia clínica, a recibir visitas, a un programa de atención individualizada, así como la intimidad personal y protección de la propia imagen, entre otros. "La Administración se responsabiliza de ser el garante de ese derecho", afirmó Quintana, con el fin de que los asuntos sociales "pasen a ser un derecho y no una realidad paternalista". Este reto, según añadió, derivará en una "mejora" de la calidad asistencial, así como de la habitabilidad de estos centros de mayores de la red pública. El vicepresidente de la Xunta destacó, además, que esta ´Carta de Servicios´ contempla también una "cultura de la evaluación" que la Administración "está obligada" a hacer, así como a autoexaminarse "todos los días". De este modo, según explicó, se sabrán si los servicios se cumplen, se comprobará el número de actividades culturales y formativas, de ocio y de terapia ocupacional que se realizan, así como el número de residencias que participan en éstas, con el fin de "saber si se hacen con eficacia".