02/09/2016

Falta de personal en las residencias públicas de mayores gallegas

Tras las denuncias, y tras llegar a los últimos días de verano, la Xunta reconoce que las vacaciones estivales suponen una merma en la plantilla laboral de las residencias de mayores dependientes, porque no se contemplan contrataciones que cubran los periodos de descanso del personal.

Residencia geriátrica de la Xunta OleirosEl conselleiro de Política Social, José Manuel Rey Varela, lo ha reconocido tras las denuncias de UGT sobre el aumento de la sobrecarga y el estrés que sufren las trabajadoras de estos centros, aunque precisa que el ratio de atención establecida por la ley se cumple y que los turnos son adecuados.

También desde la Conselleria se señala el acuerdo que se firmó en el mes de enero con los sindicatos que señala el personal de los centros de dependientes no trabajarán más de cinco días consecutivos, frente a los siete que se trabajaban hasta ese momento.

Sin embargo, debemos hacer notar que las denuncias sobre la falta de personal de sustitución, lo que lleva a los trabajadores que quedan en los centros a un exceso de labores, sobreesfuerzo, estrés y falta de descanso, han sido muchas este verano, llegando a señalarse casos muy preocupantes como que una sola auxiliar de enfermería atienda a 44 residentes por planta en el turno de noche o dos enfermeras para ocuparse de 290 personas en un mismo turno en residencias como la de Oleiros.

En cuanto a los turnos de la mañana, estos se cubren con cuatro o cinco auxiliares por planta y entre dos y tres enfermeras cubren la tarde. También limpiadoras y camareras se ven afectadas por esta situación.

A estos preocupantes datos se añade que el porcentaje de bajas médicas en los centros pertenecientes a la Xunta se ha incrementado en los últimos tres años un 80 %, según datos de UGT.

Según este sindicato hay una falta de previsión de la Consellería de Política social, titular de estos centros, porque no contrata suficiente personal para cubrir bajas y vacaciones.

Nos parece muy preocupante esta situación que se repite con periodicidad. La solución es, como siempre, sencilla si se desea de verdad solucionar: tener delante la previsión de las bajas y vacaciones y contratar al personal necesario. No hacerlo indica una mala gestión repetida año tras años y una falta de provisión de fondos para contratación de personal que, se supone, se hará para que cuadren las cuentas.

El problema es que las personas mayores no se van de vacaciones de golpe, ni sus necesidades disminuyen cuando hay menos personal. También está demostrado o que los trabajadores sobrecargados y estresados tienen una mayor tasa de petición de bajas. No querer verlo es hacer una mala política social que no contempla la calidad de vida y considera a las personas como meros números receptores de un servicio que puede aumentar o disminuir en función de los presupuestos, no de la realidad que se vive.

Dado que es un problema recurrente, instamos a la Xunta y a cuanta administración del Estado se vea en esta circunstancia, a que considere que el personal tiene derecho a descansos y bajas,las personas atendidas a unos servicios de calidad continuados y que la solución reside en contratar personal en periodos vacacionales o cuando ocurren bajas. No es un problema nuevo y ya es hora se solucionarlo y que desde estas páginas no se tenga que denunciar más.

Quizás una vía para solucionar el problema sería utilizar la transparencia.  Al igual que muchas residencias geriátricas privadas comparten  en Inforesidencias.com datos como su ratio de personal o quién forma parte de su equipo interdisciplinar y obtienen un nivel de transparencia, estaría muy bien que también las residencias de mayores públicas lo hiciesen.

Enlace de interés:  Estas son las residencias de tercera edad gallegas más transparentes