22/03/2016

Faltan plazas públicas en las residencias de mayores de Galicia

Galicia, una de las comunidades más envejecidas de España, cerca de 656 000 gallegos, es decir, uno de cada cuatro es mayor de 65 años y de ellos unos 121 500 viven solos.

Según datos de la Consellería de Política Social, casi 1 700 personas mayores de la Comunidad están el lista de espera para se les conceda plaza en una residencia de la tercera edad gallega, ya sea en centros públicos o concertados.

Residencias geriátricas en GaliciaPor provincias, A Coruña tiene en lista de espera 695 personas, Pontevedra 528, Orense 240 y Lugo 216.

En Galicia se ofertan 6 806 plazas públicas, con 2 323 en A Coruña, 17 77 en Pontevedra, 1 475 en Lugo y 1 231 en Orense, número claramente insuficiente si se quiere solucionar el problema de muchas personas que necesitan atención residencial. La creación de plazas no ha ido en consonancia con el aumento de la población mayor, así, desde 2012 se han creado algo más de 200 plazas (113 públicas), mientras que la población mayor de 65 añosha aumentado en 20 000.

Es importante reseñar que, según datos del Plan Galego das Persoas Maiores, en Galicia hay más de 400 000 hogares en los que viven personas mayores de 65 años con un nivel medio de ingresos total de entre 600 y 1000 euros. En 200 000 de ellos, todos sus miembros de la familia superan la edad de jubilación.

También es necesario destacar un dato del Plan: más de 30 000 personas mayores de 65 años reciben una pensión no contributiva, lo que dificulta sobremanera si acceso a una residencia geriátrica privada. Las personas mayores con grado de discapacidad reconocido son en su mayoría mayores de 75 años y suman unas 95 000 en toda la Comunidad. Por lo demás, el 30 % de las personas que residen en hogares en los que todos sus miembros superan los 65 años están en situación de riesgo de pobreza, unas 90 000.

Ante este panorama, la Xunta oferta para quienes no puedan acceder a una plaza residencial o para quienes optan por quedarse en casa otras alternativas, en las que el centro de día es la oferta principal, aunque debe fomentarse este servicio en el medio rural, donde viven muchos mayores y existen pocos recursos especializados.

La ayuda en el hogar es otra alternativa, sobre todo el los núcleos pequeños, así como los servicios de voluntariado o programas de comida a domicilio como Xantar na casa.

Además, se da la paradoja de algunos recursos están infrautilizados, por ejemplo, un servicio tan básico y sencillo como la teleasistencia, que, aunque es usado por casi 5 000 personas, quedan sin cubrirse 750 que están disponibles.

 

Es necesaria una revisión de los recursos y adecuar la oferta a la demanda en Galicia, sobre todo para las personas en lista de espera de una plaza residencia, pues lo que para la administración es un trámite y una partida presupuestaria, para ellas es calidad de vida.

 

Enlaces de interés:
http://benestar.xunta.es/export/sites/default/Benestar/Biblioteca/Documentos/Plans_e_programas/Plan_GalegoV3.pdf

Residencias de tercera edad en A Coruña

En la fotografía, Sanitas Residencial A Coruña