03/04/2013

GALICIA: UNA GRAN ESPERANZA Y CALIDAD DE VIDA

"Galicia es una de las regiones con mayor esperanza, mejor calidad de vida y más número de personas mayores de Europa y la tendencia es que este fenómeno siga en aumento” explica José Carlos Millán, catedrático de XerontoloXía Clínica y Social de la UDC, director del Grupo de Investigación en Xerontología de la misma entidad y presidente de la Sociedade Galega de Xerontoloxía e Xeriatría que recordó estos datos en el Foro Interxeneracional que se desarrolla durante el martes en la sede de la Asociación Cultural Galega de Formación Permanente de Adultos (Ategal). Una actividad que se enmarca dentro del proyecto transfronterizo Envejecimiento+Activo en el que participa la Xunta y otras entidades gallegas y del norte de Portugal, financiado con fondos del Programa Operativo de Cooperación Transfronteriza España - Portugal (POCTEP) y cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder).

 

Millán insistió en que el envejecimiento no es un problema, sino su falta de atención, para lo cual es necesario "potenciar el envejecimiento activo y positivo” y sobre todo, "actuar conjuntamente desde todas las instituciones, en el ámbito social y sanitario desde dos frentes: la prevención y la actuación o abordaje de las situaciones que se produzcan”.

Y es que, según subrayó, los últimos datos del Instituto Galego de Estatística (IGE) de 2012 establecen que en Galicia residen 2.781.498 personas, de las que 635.879 tienen más de 65 años. Es decir, el

22´86 por ciento de la sociedad, cerca de la cuarta parte. De ellas casi 100.000 superan los 80 años y unas 1.200 la centena (el 10 por ciento de todos los centenarios en España) principalmente en áreas de población de Ourense (la más envejecida con el 28 por ciento de su población mayor de 65 años) y Lugo que, tomadas de forma individual, son las primeras del mundo en envejecimiento, por encima incluso de zonas geográficas similares de Japón. La Comunidad Gallega sigue siendo la segunda más envejecida de España después de Castilla y León.

 

De hecho, en la actualidad la edad media de esperanza de vida en Galicia sobrepasa los 82 años. Concretamente 79 para los hombres y 85,8 para las mujeres en Galicia. El mayor índice de Europa tras el francés, que es de 83 años de media.

 

"Envejecer no significa despedirnos de todo, sino aprovechar esos años que quedan, que de media son más que en otras etapas de la vida” señaló Millán, "de ahí que el principal objetivo de la gerontología sea seguir viviendo activamente los años que quedan, cuya media ha ido creciendo paulatinamente”.

 

Para ello es necesario "conocer las pautas que garanticen la calidad de vida en la vejez” y sobre todo, "los factores de riesgo en geriatría” como la hipertensión arterial, diabetes, malnutrición y el alcoholismo, así como "los estilos de vida” que eviten el tabaquismo, la vida sedentaria, el aislamiento, las malas dietas y los recursos económicos bajos. Su principal objetivo es la prevención, la potenciación de la autonomía personal y evitar el deterioro cognitivo.

 

Otros factores importantes son la utilización de las TICs, "actualmente en gran desarrollo, también en Galicia que es pionera y está a la vanguardia mundial con varios proyectos de investigación como el plan Mializar o Telegerontología, un sistema de teleasistencia avanzada, de la UDC, único y pionero en el mundo” y la potenciación de la I+D+I para el beneficio individual, social e institucional.

 

Por último y poniendo como ejemplo las actividades de Ategal, Millán añade las relaciones intergeneracionales en las que Galicia "también es pionera y vanguardia de referencia” especialmente a nivel europeo con experiencias como el Stud Ret en el que participaron alumnos jóvenes y de la Tercera Edad de la UDC y otras universidades de Bulgaria, Chipre, Finlandia o el actual alearn con usuarios de Bulgaria, la UDP, Italia, Alemania e Irlanda cuyo objetivo es conocer cuáles son las necesidades de los mayores en el ámbito social y sanitario, teniendo en cuenta sus propias opiniones y aportaciones.