07/09/2015

Recortes en las residencias de tercera edad públicas en Galicia

Los recortes afectan a los trabajadores residencias geriátricas de Galicia

 

 

La Confederación Intersindical Galega (CIG) ha denunciado las malas condiciones laborales de los trabajadores de las residencias de tercera edad gallegas, centros de menores y, en general, los dependientes del departamento de Benestar Social. Los representantes de este colectivo han expresado su malestar por los recortes en sueldo y derechos y afirman que desde la Consellería de Traballo e Benestar son maltratados y piden la dimisión de su titular. 

 

Efectos de los recortes en las residencias

 

Residencia de tercera edad en GaliciaSegún su testimonio, en los centros de menores  y en las residencias de tercera edad llegan a trabajar siete días seguidos, con tres noches consecutivas y que se libra uno de cada tres domingos. Tampoco hay una norma que regule los días libres, lo que lleva a que se trabaje los festivos sin compensación en sueldo o en más días de vacaciones. También este sindicato denuncia que pueden hacerse turnos de doce días o más sin compensación, que no se libra en festivo, o que solo se libra día y medio, nunca dos seguidos.  

 

El sindicato denuncia ante la Consellería la carga especial de trabajo que tiene el personal de estos centros, físico por una parte y psicológico por otra, que exige tiempos de descanso suficientes. El problema, según el CIG es que no se cubren las bajas en los centros, dando lugar a carencia de personal, que obliga a los trabajadores a suplirse entre ellos y doblar jornadas. La sobrecarga de trabajo tiene el efecto perverso de aumentar las bajas por accidentes y enfermedad común, producto del exceso de horas y esfuerzo psicológico.  

 

Reivindicación económica

 

También hay una reivindicación económica, hay grupos de trabajadores que no llegan a los 1.000 euros mensuales, por lo que no pueden permitirse una baja que merme su sueldo, con las consecuencias que eso tiene para ellos y para las personas que atienden.  

 

El sindicato reivindica una reorganización de los turnos de trabajo y unas condiciones dignas del mismo, critican la actitud de la consejera y solicitan su dimisión.   

 

Las personas cuyo trabajo es cuidar de otras personas, en este caso ancianas, en un porcentaje alto muy vulnerables, son un personal que, además de la preparación y especialización que se les supone, deben tener unas condiciones de laborales tan dignas como el resto de trabajadores. Debe valorarse en su justa medida que el personal de las residencias de mayores tiene un nivel de desgaste psicológico alto y, muchas veces, una exigencia física que imposibilita realizar la tarea asignada si no se está en condiciones.  

 

Las residencias de mayores no son aparcamientos

 

Para poder valorar adecuadamente la noticia sería interesante conocer qué le cuesta a la Xunta atender a un residente en una residencia pública y cuánto cuesta hacerlo en  una concertada para después comparar estos costes con el precio de una residencia geriátrica privada en Galicia.   Con esos datos se podría valorar si las demandas de los trabajadores son ajustadas y si la gestión que hace la administración de sus propias residencias también lo es.

 

Las residencias geriátricas y centros de mayores no son aparcamientos de gente ancianaLa dignidad y respeto que merecen nuestros mayores también se expresa en el trato justo que se le da a las personas cuya tarea es velar por su bienestar, los trabajadores geriátricos. Desde Inforesidencias esperamos que patronal y trabajadores lleguen a un acuerdo pronto para beneficio de nuestros queridos residentes. 


 

 Enlaces relacionados:

 

 

 

 

 

 

ETIQUETA DERECHA: GALICIA 

Etiquetas ocultas: residencias geriátricas, residencias de la tercera edad, ancianas, residencias de mayores, residencias geriátricas, centros  de mayores, trabajadores geriátricos, personas mayores, residentes.