13/01/2016

Las personas mayores de Orense retrasan su entrada en las residencias

La falta de apoyo institucional retrasa el ingreso de ancianos en residencias.

Orense es una de la provincias españolas con mayor índice de envejecimiento, junto con Zamora y Lugo. Diversas circunstancias hacen que las personas mayores retrasen su entrada en las residencias geriátricas, lo que provoca que en el momento de su ingreso presenten un deterioro mayor del deseable.

Residencia en OurenseEl hecho de que accedan a las residencias de mayores cada vez más deteriorados y dependientes tiene dos causas fundamentales: una las dificultades y retrasos en el acceso a las prestaciones que señala la Ley de Dependencia y la segunda la escasa renta de los jubilados orensanos, que cuentan con la pensión más baja dentro de la media estatal: 647,01 euros en el 2015.

A esto se une que en 2015 Orense no ha ampliado el número de plazas concertadas para mayores, que es la opción de las familias que no tienen recursos para costear una plaza privada.

Orense, con una media de edad de población de 49,5 años, dispersión geográfica y pérdida de habitantes según elInstituto Galego de Estatística (IGE), precisa de políticas de envejecimiento activo, de atención sociosanitaria, de previsión de plazas en centros para mayores, de centros de día… que permitan que, ante el inevitable envejecimientode la población, se creen los servicios y oportunidades laborales que este conlleva.

Enlace de interés:  Residencias de mayores en Ourense