04/06/2008

CONCERTACIÓN DE PLAZAS EN BALEARES

 "LA CONCERTACIÓN DE PLAZAS EN RESIDENCIAS DE TERCERA EDAD EN BALEARES ES COMPLICADA"

 

Está clara la apuesta que la Ley de Dependencia hace a favor del sistema de concierto de plazas. Esta apuesta puede suponer que aumente la oferta, pero también que los prestadores se vean asfixiados si los precios de concierto no se adecuan a los servicios que se prestan y si los pagos no se realizan periódicamente.

Resulta por eso a la vez tranquilizador y preocupante que el consell de Mallorca haya hecho público que en muy poco tiempo pagará 470.000 Euros que adeuda a entidades que prestan servicios a través del sistema de concierto. Tranquilizador para las entidades que finalmente cobrarán (aunque quizás más aún si hubiesen esperado a hacer el anuncio al momento del pago) y preocupante porque se haya producido esa "pelota". Además hay dos cuestiones que resultan también curiosas. Una, que un político diga que "la concertación de plazas es complicada" y otra que se culpe de todo a cómo se han hecho las cosas hasta ahora. Cada uno puede sacar sus conclusiones.

Noticia aparecida en Soitu.es


El conseller insular de Bienestar Social, Jaume Garau, ha asegurado hoy que elevará para su aprobación en el próximo pleno del Consell de Mallorca, en julio, el pago de las cantidades adeudadas a residencias de mayores, discapacitados y centros de día.

El conseller del PP Fernando Rubio ha planteado en el pleno del Consell de hoy una interpelación relativa a la política de la institución en materia de servicios sociales, en la que ha acusado a Garau de "enfrentamientos con entidades y asociaciones".

Rubio ha criticado además la existencia de una deuda "de 470.000 euros con distintas entidades" que les dificulta "poder hacer su trabajo".

Garau ha reconocido ante el pleno que "la concertación de plazas es complicada" y ha explicado que dicha cuantía corresponde a las plazas de residencias que han sido concertadas pero que no están incluidas en ningún convenio.

El conseller y presidente del Institut Mallorquí d'Afers Socials (IMAS) ha explicado a Efe que en la actualidad el Consell de Mallorca dispone de 1.284 plazas concertadas en residencias de mayores, centros de día o de discapacitados, y de 153 más que no están incluidas en ningún convenio y han generado dicha deuda.

Según ha dicho Garau en el pleno, el objetivo del departamento de Bienestar Social es crear un sistema que articule por convenio "desde cómo se seleccionan las plazas a cómo se facturan" y corrija "el auténtico desbarajuste" que se ha dado hasta la actualidad.

Las residencias "reclaman 3 millones más de lo presupuestado, principalmente por costes laborales e incremento del IPC", ha dicho.

El conseller ha explicado que se le ha ofrecido a todas las entidades gestoras de las residencias formar parte de este acuerdo, a consignar en enero con el Govern, "con unas nuevas condiciones que mejoran la situación", que ha sido aceptado "por el 70 por ciento" de ellas.

En respuesta a la pregunta del conseller Rubio, sobre las medidas que respondían el refuerzo de las políticas de servicios sociales, anunciado por el gobierno insular al comienzo de legislatura, Garau ha asegurado que la semana pasada fue aprobado un plan estratégico.