20/07/2005

PRESENTADO DECÁLOGO DE BUEN TRATO A MAYORES

DECÁLOGO PARA EL TRATO ADECUADO A PERSONAS MAYORES

 

La Sociedad de Enfermería de Baleares (SEB) presentó el pasado viernes un decálogo que contiene diez puntos "esenciales" sobre la forma más responsable y apropiada de atender y velar por la salud de las personas mayores, entre las que destaca "la detección de un posible maltrato o la alerta ante las temperaturas extremas".

El enfermero y presidente de la SEB, Miguel Reynes, advirtió de que existen medidas preventivas de atención las personas mayores, que de aplicarse, se evitarían muchos accidentes irreversibles, y señaló que no sólo se trata de medidas físicas, tales como vigilar su alimentación, sino que es igual o más importante que estas personas no se sientan igoradas, dijo, el "peor desprecio que hay".

Asimismo, Reynes señaló que muchas veces es muy difícil detectar que un anciano está siendo víctima de un maltrato, que tanto puede ser físico, lo que es "muy triste", como psicológico, que aunque parezca menos grave, puede desencadenar en depresiones y en un "deterioro de la salud importante", y señaló que es importante que la Administración, aún sabiendo que la mayor parte de maltratos se producen en el domicilio y no en instituciones, controle que las residencias de ancianos cumplen con la normativa que garantiza un espacio saludable para estos mayores.

En el decálogo, del que se editarán 5.000 copias, figura como primer punto el "respeto a los ancianos", puesto que, "es importante hacerles saber que no representan un estorbo, y aunque a veces se les trate como a unos niños, son adultos que requieren nuestra paciencia", subrayó.

El segundo de los consejos que figura en el decálogo es "la colaboración ciudadana para que éstos sigan viviendo con dignidad", y es que, aseguró el enfermero, "llevar una vida digna es fundamental para la salud física y mental". Por ello, es "básico" que se respeten sus decisiones, porque al fin y al cabo es su vida", añadió.

En relación con la "creación de espacios habitables seguros", otro de los puntos del decálogo, el presidente de la SEB indicó que las personas mayores están expuestas a múltiples accidentes domésticos, como las caídas (la segunda causa de muerte, después del atragantamiento), y por ello enumeró algunos consejos para facilitar su desplazamiento como los suelos antideslizantes o los asideros junto a la cama o el baño.

"Debemos vigilar su alimentación y cerciorarnos de que lleven una dieta equilibrada e ingieran líquidos para prevenir las dehidrataciones", aseguró Reynes, quien agregó que una buena forma de vigilar su alimentación es acompañarles durante la comida. Asimismo, es muy importante que los ancianos no sufran "cambios excesivos de temperatura, y por ello, durante el verano, es mejor que no salgan a la calle antes de las 17:00", recomendó.

Más en Tuenfermeria.net

 

Si te ha interesado esta noticia quizás te interese el apartado de profesionales que trabajan en residencias de ancianos o el decálogo de la enfermería en residencias de personas mayores.