28/02/2004

IMPULSO A LA CONSTRUCCIÓN DE RESIDENCIAS PÚBLICAS EN BALEARES



EL GOBIERNO AUTONÓMICOA IMPULSA LA CONSTRUCCIÓN DE 15 RESIDENCIAS DE TERCERA EDAD EN BALEARES


Según informa la web Ultimahora.es, el Govern Balear ha comenzado la última semana de febrero a enviar cartas a los ayuntamientos de las Islas Baleares pidiéndoles que cedan terrenos con el fin de construir residencias de la tercera edad durante los próximos cuatro años. El objetivo de la Conselleria de Presidència es poder edificar hasta 15 residencias de la tercera edad esta misma legislatura, de las cuales la mayoría estarían en Mallorca. Este plan contará con el apoyo del Gobierno central. De hecho, el Consejo de Ministros aprobará este viernes una partida de 25 millones para que el gabinete de Matas cuente con la financiación necesaria para la puesta en marcha de los 15 proyectos de residencia.

Con esta infraestructuras, el Govern persigue aliviar la lista de espera que existe en la actualidad para acceder a una residencia geriátrica pública. Ahora mismo hay 1.800 mayores que esperan poder tener plaza en los centros públicos y la lista aumenta año tras año debido al envejecimiento de la población balear.

En una primera fase de este macroproyecto, el Govern contactará con los ayuntamientos de las Islas para que cedan los solares necesarios para construir los nuevos centros de la tercera edad. La intención de la Conselleria de Presidència es poder adjudicar todos los proyectos antes de concluya este año. De las 15 residencias previstas por el Govern, entre 8 y 10 se construirán en Mallorca, en Eivissa podrán crearse entre 2 y 3 y se está pendiente de la petición que haga el Consell Insular de Menorca. En todos los casos, el Govern financiará las obras y cederá la gestión de los centros a los distintos consells insulars.

Ante esta noticia se plantean varias dudas que afectan al sector de las residencias de ancianos. En primer lugar, cuesta entender que, gobernando el mismo partido que lo hace en la comunidad de Madrid o Valencia, se opte por financiar la construcción directamente con cargo al erario público en vez de optar por vías que dejan entrada a la iniciativa privada. En segundo lugar, no sabemos si la gestión de los centros que se tienen que contruir, una vez se encargue de ella cada consejo insular, recaerá en la propia administración o se optará por el contrato de gestión de servicios públicos, o sea por la gestión privada de servicios públicos.

En la situación de lucha contra el déficit no parece una decisión demasiado acertada la de seguir construyendo residencias geriátricas a cargo de la administración. Incluso en comunidades como Castilla León, gobernadas por el PSOE se ha optado por el "sistema alemán" que traslada la inversión a la iniciativa privada. Habrá que estar a la espera de lo que sucede a partir de ahora

Noticia completa