08/12/2006

¿PUEDEN LAS GEROCULTORAS INYECTAR INSULINA?

CONFLICTO SINDICAL RESPECTO A LA POSIBILIDAD DE QUE LAS GEROCULTORAS PUEDAN INYECTAR INSULINA EN RESIDENCIAS GERIÁTRICAS

 

Todo ha empezado por esta frase aparecida en el acta de la primera reunión de la comisión paritaria del IV Convenio: sobre residencias geriátricas-

"En ausencia de la enfermera, la gerocultora podría utilizar la vía subcutanea para administrar insulina y heparina a los residentes siempre que la dosis y el seguimiento del tratamiento se realice por personal médico o de enfermería".

En una página web de CCOO hemos encontrado la carta que aparentemente UGT ha hecho pública al respecto de este punto de la reunión. Ver carta.

Sorprende ver que un punto de desacuerdo puntual dentro de algo tan amplio como la negociación del convenio y su interpretación haya producido una reacción tan intensa. Pero, si leemos la respuesta que CCOO ha dado a esa carta, y que también han colgado en su página web (ver carta de respuesta) nos damos cuenta de que hay algo más detrás de la polémica.

De momento debemos entender que lo que dice la comisión paritaria es lo que debe aplicarse en las residencias. Aún así, deberemos esperar a saber si UGT recurre a otros medios para que prevalezca su opinión. Sea de una forma o de otra, considerar que sólo un diplomado en enfermería puede inyectar una insulina es tanto como decir que las residencias deben tener enfermera 24 horas al día.

Nota:  Finalmente el Tribunal Supremo dictaminó que las gerocultoras sí podían inyectar insulina y heparina en residencias geriátricas.

Si te ha interesado esta noticia quizás quieras visitar el apartado sobre profesionales que trabajan en residencias de personas mayores