03/01/2011

2011 UN AÑO DE INCÓGNITAS PARA LA LEY DE DEPENDENCIA

La falta de iniciativa por parte del gobierno y la oposición han hecho que la Ley de Dependencia afronte la llegada de 2011 con pocas razones para el optimismo.

Un acuerdo durante 2010 podría haber permitido, como algunos sectores reclamaban, "frenar” la entrada de la dependencia moderada del campo de protección universal concentrando los recursos existentes en los grandes dependientes y la dependencia severa.  No obstante,  según podemos leer en la web de Europa Press, el uno de Enero, 133.068 personas con dependencia moderada han entrado en el Sistema para la Autonomía y la Atención a la Dependencia (SAAD).

Si hubiese financiación suficiente y una aplicación homogénea del derecho, la entrada de nuevos niveles de dependencia no supondría problemas, pero resulta que hoy, hay 234.463 dependientes que tienen reconocido su grado y nivel como de gran dependencia o dependencia severa pero no están recibiendo absolutamente nada debido a que todavía no se les ha redactado el PIA.  Esto es lo que ha puesto de manifiesto de forma reiterada la Asociacion de Directores y Gerentes de Servicios Sociales  llegando a decir que uno de los grandes problemas de la aplicación de la Ley es ese "limbo de la dependencia” en el que, durante 2011 vivirán más de un cuarto de millón de personas.

Además la entrada de los nuevos dependientes se traducirá, sin duda en un incremento aún mayor de las prestaciones económicas para el cuidado no profesional.  En este caso no debería resultar sorprendente que así fuera ya que, desde el momento en que se aprobó la Ley, muchos entendían que a la gran dependencia le correspondería (por el nivel de atención que requiere) apoyo formal y en los niveles bajos de necesidad, apoyo no profesional.  Si la realidad ha sido que se ha intentado afrontar la dependencia utilizando como primer recurso el apoyo económico al cuidado no profesional, nada indica que se vaya a cambiar a estas alturas.

La atención a la dependencia moderada se traducirá, así, en una paga de 180€ al mes para que la persona sea cuidada por algún familiar.

 Estos son los datos hechos públicos en nota de prensa por parte del Ministerio de Sanidad el 22 de diciembre sobre los niveles de cobertura de la Dependencia para 2011

Es interesante considerar que un gran dependiente, que es quien puede necesitar ingresar en una residencia geriátrica, puede también optar por cobrar una cantidad de dinero y quedarse en usntidad de dinero y quedarse en su casa cuidado por un familiar.

ANEXO I

Nivel mínimo para el año 2011

 

Grado y Nivel

Mínimo de protección garantizado/Euros

Grado III Gran Dependencia Nivel 2

266,57

Grado III Gran Dependencia Nivel 1

181,26

Grado II Dependencia Severa Nivel 2

103,20

Grado II Dependencia Severa Nivel 1

70,70

Grado I Dependencia Moderada Nivel 2

60

 

ANEXO II

Cuantías máximas de las prestaciones económicas por grado y nivel para el año 2011

Grados y niveles

Prestación económica vinculada al servicio

----

Euros mensuales

Prestación económica para cuidados en el entorno familiar

-------

Euros mensuales

 

Prestación económica de asistencia personal

-------

Euros mensuales

 

Cuantía

Cuantía

Cuota SS+FP

Cuantía

Grado III Nivel 2

833,96

520,69

 

162,49 + incremento cotización 2011

833,96

Grado III Nivel 1

625,47

416,98

625,47

Grado II Nivel 2

462,18

337,25

 

Grado II Nivel 1

401,20

300,90

 

Grado I Nivel 2

300,00

180,00

La mitad del siguiente sumatorio:

162,49 + incremento cotización 2011