29/07/2016

23.478 personas con derecho a ingresar en una residencia, a la espera en Cataluña

No resulta de lo más usual que un gobierno autonómico explique con detalle cuántas personas tiene en lista de espera para ingresar en residencias de tercera edad.

Por eso ha resultado sorprendente la forma en que lo ha hecho la Generalitat de Catalunya que, respondiendo una pregunta parlamentaria de la oposición ha enviado datos globales y distribuidos por comarcas.
Lista espera residencias catalunya 2016

 Aquí tenemos la lista y aquí la respuesta tal como aparece en el Boletín oficial del Parlament.

A primera vista sorprende tanta sinceridad por parte de un gobierno autonómico pero en el caso de la Generalitat la publicación se acompaña con el señalamiento claro de un culpable: las listas de espera son consecuencia, según la Generalitat, de la sangrante falta de financiación por parte de la Administración General del Estado por lo que no son atribuibles a la propia Generalitat.

El problema para atender a ese argumento  es que la publicación de la lista coincide en el tiempo con el informe presentado por la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales sobre aplicación de la Ley de Dependencia según la cual, en toda España hay 1.207.870 personas dependientes, de las que están siendo atendidas el 68,4% (826.362), mientras que el 31,6% (381.508) está en "lista de espera”.  

Según dice el Informe del Observatorio: Frente a territorios que han avanzado significativamente en el último año, como son Castilla y León (que ya ha culminado el proceso de incorporación de dependientes moderados); Madrid; Asturias; La Rioja o las ciudades de Ceuta y de Melilla, encontramos dos Comunidades en situación crítica como son Canarias (con una avance anual de menos del 5% y una lista de espera superior al 50%) y Cataluña, que es la única Comunidad que ha reducido el número de personas atendidas en el último año teniendo una lista de espera superior al 40%.  Canarias (con una avance anual de menos del 5% y una lista de espera superior al 50%) y Cataluña, que es la única Comunidad que ha reducido el número de personas atendidas en el último año teniendo una lista de espera superior al 40%.  

Ante la lamentable situación en la que queda Cataluña, comparada con el resto de comunidades autónomas, y el hecho de que tantas personas puedan estar muriendo en la lista de espera, ACRA, patronal más representativa del sector geroasistencial catalán ha dicho a El Periódico que de las 57.000 plazas que hay en residencias, solo 5.000 pertenecen a centros públicos, es decir menos del 10%. La presidenta de la entidad, Cinta Pascual, explica que mientras hay lista de espera para ocupar plazas públicas "hay 8.000 vacantes en centros privados que se ocuparían si la Administración las subvencionara".

Sea como sea, parece que la gran diferencia entre Cataluña y el resto de comunidades haría necesaria una explicación por parte de la Generalitat que fuese más allá de decir que falta financiación.   Según el informe esa financiación está siendo insuficiente para todo el sistema y para todas las comunidades por lo que habría que buscar más explicaciones para saber por qué Cataluña es la única comunidad en la que ha bajado el número de beneficiarios de la Ley y en la que las listas de espera tienen a más personas apuntadas.

Refiriéndose a todo el Estado en lo que respecta a prestaciones del sistema, el informe dice que Las prestaciones y servicios en este u?ltimo an?o han aumentado en: 18.538 nuevos servicios de ayuda a domicilio, 4.396 plazas residenciales de nueva creacio?n, 4.396 plazas de centros de di?a, 33.891 de teleasistencia, 9.725 prestaciones vinculadas al servicio y 1.289 de asistentes personales. Este aumento en los servicios ha incrementado en ma?s de 15.000 el nu?mero de empleos directos que han entrado a trabajar en el Sistema de Atencio?n a la Dependencia, en el que ya hay ma?s de 200.000 trabajadores. Por el contrario, el nu?mero de cuidadores no profesionales ha descendido en 6.683.