30/09/2003

A vueltas con Ariznavarra

SEGUIMOS CON ARIZNAVARRA

 

Después de una huelga de ocho meses el personal de Ariznavarra (una residencia pública gestionada por una empresa privada) consiguieron algo extraordinario: una subida de sueldo de más del 110% en cinco años además de una reducción de jornada.

Esta situación se ha recibido con jolgorio por parte de los trabajadores de la residencia, con perplejidad por parte del sector y con una sensación de espectativa por parte de los trabajadores de todas las residencias de Alava, el Pais Vasco y también de toda España. ¿Por qué esos trabajadores en concreto tendrán esa subida y no los de otros centros?

En el corto plazo la situación en Ariznavarra se ha solucionado mediante la forma en que los políticos míopes suelen arreglar los problemas: poniendo más dinero público hoy y no queriendo ver lo que esa decisión puede conllevar mañana. El Correo Digital en su edición de 7 de Septiembre recoge la noticia de que la Diputación Foral aunmenta en 12,67 €/día el pago a la empresa explotadora para compensar la subida de salarios (¡De ahora!). El mismo periódico prevé que esta subida, que ahora supone un 18% respecto a la situación anterior se tendrá que ir aumentando paulatinamente a medida que vayan subiendo los salarios y a medida que se vaya contratando nuevo personal (no olvidemos que la solución al conflicto ha sido más salario y menos jornada).

Ahora la empresa explotadora cobrará 82,54€/día plaza o lo que es lo mismo, unas 410.000 Pesetas al mes por residente. Puede parecer una cifra muy alta, pero queda verdaderamente liliputiense si atendemos a las casi 600.000 Pesetas/mes por residente que, según el artículo cuesta a la Diputación foral mantener a un residente en una residencia pública gestionada directamente por la Administración (120€/día).

Que la situación creada en Ariznavarra no dejará a nadie impasible es algo clarísimo. En un centro de día también situado en el País Vasco las trabajadoras piden una solución similar (ver noticia). En el foro de Inforesidencias.com, una discusión sobre la situación creada se ha convertido en una de las de más participación.

Veamos hasta dónde llega.