22/11/2010

ACRA SUSPENDE LA GESTIÓN DEL TRIPARTITO EN DEPENDENCIA

En un demoledor documento aprobado por la junta de ACRA, patronal más representativa del sector de la atención a la dependencia en Cataluña, doce días antes de las elecciones autónomas, la Associació Catalana de Recursos Assistencials suspende sin paliativos la la actuación del Departamento de Acción Social y Ciudadanía hacia el sector de la dependencia en Cataluña.

En un documento de seis páginas, la patronal repasa la deficiente aplicación de la Ley de Dependencia que “no sólo no ha alcanzado sus objetivos sino que ha perjudicado al sector”. A este respecto indica que la priorización de ayudas económicas ha supuesto el mantenimiento de la economía sumergida.

Tratando sobre “tarifas y modelo de calidad” el documento hace un relato de la vinculación que la cadena de promesas incumplidas por parte de la Generalitat y de el intento de ACRA por conseguir un convenio colectivo catalán que, si no se ha alcanzado ha sido por la negativa de los sindicatos a aceptar propuestas de incrementos acumulados de salarios superiores al 33%.

ACRA denuncia también el incumplimiento sistemático de los anuncios de publicación de nuevos decretos de acreditación de centros, la adjudicación de contratos públicos a los numerosos consorcios que se han constituido los últimos años, incumpliendo la planificación territorial y atentando contra la igualdad de oportunidades.

Respecto a los pagos la crítica a la acción administrativa es especialmente severa ya que, no sólo denuncia que los atrasos en los pagos de las tarifas de los centros de día y de algunos centros concertados sitúan estos centros en una situación financiera insostenible, sino que además niega la excusa de la crisis que pudiera alegar la Generalitat al decir que los presupuestos de servicios sociales no han sido objeto de los recortes que ha vivido la sanidad y educación.

Las propuestas de ACRA para el gobierno que salga de las urnas el 28 de Noviembre pasan por la consolidación de un modelo mixto público privado, una mayor flexibilidad en la relación entre los agentes y los usuarios,  una mejor coordinación con los servicios de atención a la salud y un sistema de tarifas que se establezca para la compra de servicios por parte de la Administración  el reconocimiento del coste real del servicio que se presta, y que está compuesto por tres dimensiones: la atención sanitaria, el asistencial y la hotelera.

Por si no queda lo suficientemente claro el grado de decepción de la patronal con el actual gobierno, el documento finaliza con esta frase:  Una tarea que todos tendremos que afrontar desde el primer día con fuerzas y entusiasmo renovados, superando los desencuentros y tratando de recuperar los años perdidos, porque así lo exige nuestra responsabilidad.

 Ver documento en catalán

Ver documento en castellano