10/07/2015

Actividades para mayores: Vamos a planificar

Antes, cuando se pensaba en personas mayores venían a la mente actividades sedentarias y tranquilas: artesanía, trabajos artísticos de poco movimiento… Sin embargo, las personas mayores tienen tanta energía física y mental como sus amigos y parientes más jóvenes y sus intereses no son distantes. En los centros de mayores y residencias geriátricas existen planes de actividad física que obligan a moverse a los mayores. Tanto si es en un centro, como si vivimos en casa podemos involucrarnos en tareas muy variadas que llenan de intereses y bienestar la vida de las personas mayores. En las residencias de mayores ya se aplican algunas de estas pautas.

Vamos a pensar en ello:

Actividades florales en residencias de ancianos 

1.  Preguntemos a las personas por sus intereses, no demos nada por supuesto, sus gustos y apetencias nos pueden sorprender y ser mucho más interesantes de lo que sospechábamos.

2.  Hagamos actividades significativas para las personas, sobre todo cuando no podamos contar con su opinión porque sufren demencia.  Hablemos con sus familiares cercanos y sepamos que ha sido significativo para ellos durante su vida.

3.  Pensemos en la capacidad física de la persona o personas con quienes vamos a realizar la actividad, no es aconsejable una larga caminata si hay personas con movilidad reducida o una sesión de pintura si hay problemas de visión o artritis.

4.  Los desafíos son buenos. Hacer cosas que suponen un cierto esfuerzo físico o mental suponen una gran satisfacción una vez conseguidas y aumentan la confianza y autoestima. Aprender a bailar a cierta edad, cuando siempre nos hemos creído unos torpes, puede ser muy satisfactorio.

5.  Los viajes y excursiones que fomentan intereses culturales o de amor a la naturaleza son altamente beneficiosos. Nunca es tarde para iniciarse en la fotografía, en el estudio del arte o la contemplación de la vida silvestre.

6.  Debemos fomentar las oportunidades de compartir experiencias y charla.

7.  Las personas de la tercera edad son en muchas ocasiones valiosas aportaciones a causas en las que se involucran. Ser útiles a través del voluntariado en las acciones que más les gusten es un gran aporte para ellos y para la sociedad.

 

Basándose en principios como estos, muchas residencias de tercera edad han pasado en los últimos años de "hacer un collar de macarrones" a "cocinar un buen plato de macarrones".  En ocasiones luchando contra obstáculos como saber si los mayores pueden cocinar en la residencia o utilizar algunos utensilios.  Pero el viaje se ha iniciado y cada vez más residencias llevan a cabo actividades realmente significativas para los mayores.

Enlaces en donde encontrar más información:

Del blog Envejecer con sabiduría

Ejemplo de programa de animación sociocultural

Proyecto animación socio cultural de residencia

Modelo básico de atención a mayores en residencias de Castilla la Mancha (contiene un capitulo sobre actividades)