05/06/2007

ACUSADO NOTARIO DE ESTAFA

NOTARIO IMPUTADO POR FALSIFICACIÓN EN UN CASO DE ESTAFA

 

Cuando tanta gente se dedica al cuidado de personas mayores, ya sea en empresas, asociaciones, fundaciones o desde administraciones públicas, de una forma profesional y transparente resulta especialmente preocupante que surgan casos en los que se pone en duda la honorabilidad de fundaciones e incluso notarios. De la preocupación pasaremos al escándalo si resulta que las imputaciones son ciertar por lo que habrá que esperar la sentencia.

En febrero de 2007 supimos por El Pais que La fiscalía orensana considera al sacerdote Benigno Moure, presidente de la Fundación San Rosendo, culpable de un delito de apropiación indebida y estafa, por el que pide 14 años de prisión. Moure, persona muy vinculada al PP, fue denunciado hace tres años por el sobrino de una anciana que ingresó en uno de sus geriátricos, acusado de acceder a las cuentas bancarias de su tía y de transferirse más de 600.000 euros.

 

 

Ahora también por Terra que El juez de la Audiencia provincial ha imputado al notario de Ourense Alejo Calatayud por falsedad en documento público en relación con la denuncia, presentada por un particular, contra la Fundación San Rosendo, cuyo presidente, el sacerdote Benigno Moure, ya está imputado por estafa y falsedad.

El caso se refiere a la supuesta apropiación, por parte de la Fundación San Rosendo, de 450.000 euros y varias propiedades inmuebles de una anciana acogida en el geriátrico que gestiona la entidad, denunciada por su sobrino y heredero.

En un auto judicial al que tuvo acceso EFE, la Audiencia considera que, tras el análisis de los testimonios recogidos en el proceso de instrucción, 'hay concurrentes indicios de criminalidad en el comportamiento profesional del notario, que autorizó la escritura pública del día 22 de noviembre de 2002'.

Los testimonios sobre la escritura, según la Audiencia 'presentan visibles contradicciones entre lo que refleja esa escritura pública y lo que realmente pudo ocurrir en lo que se refiere a la aptitud de la vendedora para consentir la venta, al lugar en el que se celebró ese acto de recepción del precio y a la presencia simultánea de la vendedora y del comprador en el geriátrico Os Gozos'.

La escritura a la que se refiere el auto centró el recurso presentado por el denunciante César Vázquez, por la no imputación del notario que certificó la venta de las propiedades de su tía María Vázquez Covela, ingresada en el geriátrico 'Os Gozos' de la fundación San Rosendo durante cuatro años.

En el recurso que dio origen al auto de imputación de Alejo Calatayud, el denunciante explicó que su tía, en el momento de hacer la escritura, tenía un importante deterioro psíquico según informes forenses previos y 'varios testigos señalaron que la compraventa no se hizo en el geriátrico, sino en la notaría de Ourense, con la única presencia del comprador y de un tercero, que recibió el pago'.

Por otra parte, el mismo juez de la Audiencia estimó en otro auto emitido hace unos días que el director de la sucursal de Banesto en O Carballiño, José Luis Iglesia Santos, no es imputable en el proceso como cooperador necesario, como pedía el denunciante.

El proceso iniciado en octubre de 2004 tras ser admitida a trámite la denuncia de César Vázquez, está en su fase previa al juicio con la imputación de sendos delitos continuados de apropiación indebida y estafa a Benigno Moure y otro de falsedad de documento público al notario Alejo Calatayud, según los autos del juez de la Audiencia que no admiten recurso.

La denuncia del sobrino y heredero de la anciana María Vázquez Covela se basó en la desaparición de 450.659 euros de las cuentas bancarias de la mujer, traspasados a otras de la fundación San Rosendo, y de varios inmuebles y fincas de su patrimonio por procesos irregulares de compraventa.