30/11/2007

Albert Vergés desde la Tribuna de Expansión

CRÍTICA DE LA FUNDACIÓN EDAD&VIDA ANTE LA IMPLEMENTACIÓN DE LA LEY DE DEPENDENCIA.

Albert Vergés, director general de instituto Edad&Vida, en una tribuna de la revista Expansión, desarrolla los porqués de su escepticismo sobre cómo se está desarrollando la Ley de Dependencia.

Por un lado hay un tiempo excesivo desde que se solicita la valoración de la situación de dependencia, hasta que se obtiene la valoración efectiva.
Por otro, está pendiente de determinar el copago por parte de los beneficiarios que deberán contribuir en el pago del servicio junto con la aportación pública, lo que todavía no se sabe en que medida deberá contribuir.
También está por determinar cómo se realizará la acreditación de los servicios que formarán parte de la red de prestaciones sociales de cada comunidad teniendo en cuenta que la Ley defiende la equidad y la cohesión territorial así como la calidad de los servicios.
Albert Vergés dictamina qué "es muy importante que se establezca un copago máximo a nivel estatal, respetando la equidad entre los ciudadanos y la libre elección del servicio profesional por el cual quiere ser atendido. Paralelamente, para facilitar la financiación privada, deberían regularse los instrumentos privados de cobertura de la dependencia y su incentivación fiscal, con objeto de garantizar la sostenibilidad futura del mismo.". Vergés continúa su disertación sobre cómo deberían ofrecerse los servicios según su grado de dependencia y de éste modo comenta: "pensamos que los centros y servicios deberían acreditarse para cada grado y nivel de dependencia, por lo que deberían establecerse unos criterios mínimos consensuados a nivel estatal para cada grado de necesidad".

Más información Revista Expansión del 30 de Noviembre 2007.