21/03/2012

ALZHEIMER Y DEPRESIÓN SE CONFUNDEN EN SU DIAGNÓSTICO INICIAL.

En las jornadas sobre geriatría y asistencia primaria que ha organizado la entidad Germanes Hospitalàires el doctor Manel Sánchez, coordinador de la unidad de Psicogeriatría del hospital Sagrat Cor de Martorell, dijo: "el 15% de las personas mayores que sufren un episodio depresivo manifiestan síntoas que parecen una demencia depresiva, lo que provoca que se caiga en el error de diagnosticarlo como alzheimer, cuando solo con la administración de fármacos antidepresivos se eliminarían los síntomas". Y al revés una persona con síntomas de depresión, pérdida de interés en su entorno, puede ser el inicio de un Alzheimer u otra demencia.

Se trata de un "diagnóstico complejo" que recae en la asistencia primaria y "que requiere utilizar más medios de los que ahora se suelen emplear, de pruebas de neuroimagen y analíticas de test neuropsicológicos y también apoyo de unidades especializadas".