18/06/2004

AMRTE PREPARA A SUS ASOCIADOS PARA LA OLA DE CALOR

La Asociación Madrileña de Residencias de Tercera Edad y Centros de Día (AMRTE) ha puesto en marcha su plan anual de prevención frente a los efectos de una posible ola de calor en la Comunidad de Madrid. Según Ignacio Fernández-Cid, “los mayores son la población más expuesta a sufrir trastornos con la llegada del calor. Desde la asociación, disponemos de todos los medios posibles para evitar que el residente se vea perjudicado por las altas temperaturas y padezca un cambio en su salud o en sus actividades cotidianas”.

De esta manera, los profesionales de las residencias asociadas a AMRTE controlarán el estado anímico y de salud de los residentes, especialmente cuando las temperaturas superen los 36’ 5º, teniendo en cuenta la posibilidad de que alguno de ellos “se encuentre caliente, con la piel enrojecida, poco reactivo o somnoliento”. En los centros de la Asociación Madrileña de Residencias de Tercera Edad “las personas mayores estarán permanentemente hidratadas”, asegura Fernández-Cid, quién informa, además, de los cambios que se producirán en la dieta de los residentes: “tratamos de evitar servir comidas excesivamente calientes o pesadas; ofrecemos un mayor número de piezas de fruta, ensaladas, zumos y sopas frías”. Así, el control es extremado al máximo en el caso de los residentes con transtornos mentales, cardiópatas, obesos y aquellos que reciben tratamientos con drogas psicotropas.

En cuanto a las instalaciones, la Asociación Madrileña de Residencias de Tercera Edad ha establecido la completa ventilación diaria tanto de las zonas comunes de sus centros como de las habitaciones de los mayores. “Contamos, asimismo, con excelentes sistemas de climatización y zonas verdes al aire libre en las que relajarse cuando cae la tarde”, relata Ignacio Fernández-Cid, quien apostilla que, “poner en marcha este protocolo de actuación forma parte de nuestra responsabilidad como cuidadores; nos volcamos en la atención del mayor siempre, pero hay épocas del año en las que las circunstancias meteorológicas nos obligan a tomar medidas específicas”.

CONSEJOS DE AMRTE PARA MAYORES: EVITAR LOS EFECTOS DE UNA POSIBLE OLA DE CALOR

- Evitar la exposición solar

- Mantener una adecuada hidratación con la ingesta de tres litros de líquidos diarios, evitando las bebidas alcohólicas

- No realizar ejercicios físicos en las horas centrales del día, éstos se debe realizar al comienzo de la mañana o al atardecer

- Uso de ropa ligera, holgada y color claro

- Evitar comida muy caliente y pesada, aumentando el consumo de frutas, ensaladas, zumos, sopas frías y alimentos con sal.

- Permanecer en espacios ventilados o climatizados

- Conocer diariamente las temperaturas máximas previstas y cuando la previsión supere los 36’ 5º estar muy pendientes del estado de salud del mayor con transtornos mentales, cardiópatas, obesos y aquellos que reciben tratamientos con drogas psicotropas

- Avisar siempre al personal sanitario cuando el mayor se encuentre caliente, con piel enrojecida, poco reactivo o somnoliento