02/03/2017

Apartamentos compartidos para personas con demencia

"Leben as in Kirschgarten" es en alemán "La vida en el jardín de los cerezos".  Bajo ese bucólico nombre se encuentra en la ciudad de Núremberg un modelo de vivienda compartida para personas con demencia con un funcionamiento original y peculiar.

Una parte del complejo está formado por 21 apartamentos para personas que tengan algún tipo de discapacidad y también hay un espacio habitable de 285 m2 donde viven 10 personas que sufren de demencia. Todos los residentes de la comunidad residencial tienen una habitación individual diseñada, amueblada y decorada con elementos que tienen que ver con la biografía del ocupante, de esa forma, a pesar de la demencia, la persona encuentra elementos significativos que enlazan su existencia al lugar. La vida cotidiana se desarrolla principalmente en la gran sala de estar con cocina integrada y, cuando el tiempo lo permite, en una hermosa terraza.

El objetivo es ambicioso:  que cada residente puede mantener su rutina habitual y, si es posible, llevar una vida independiente.

Los residentes colaboran en las tareas domésticas, aquellos que saben tocar algún instrumento siguen con su afición, otros realizan alguna labor de mantenimiento, pequeños retoques;  a veces organizan actividades de entrenamiento de la memoria.  Todo forma parte de una serie de ofertas que pueden ser aceptada o rechazadas dependiendo del estado de ánimo de los habitantes y lo que quieran hacer en cada momento.

Desde el centor nos indican que las necesidades y deseos de nuestros residentes son nuestra prioridad. El personal de enfermería y de atención ,está formado de forma específica y se encuentra disponible durante todo el día.

Cada residente tiene un contrato de arrendamiento con la Fundación Joseph, propietaria del conjunto, por la habitación privada, así como las áreas comunes compartidas.