15/05/2008

ASTURIAS EVALUA SU APLICACIÓN DE LA LD

APLICACIÓN DE LA LEY DE DEPENDENCIA EN ASTURIAS

 

Las comunidades siguen exponiendo la situación de la aplicación de la LD en sus respectivos territorios. Esto es lo que hemos leído referente a Asturias en España Exterior el 14 de mayo de 2008:

La aplicación de la denominada Ley de Dependencia en Asturias ha permitido que 5.562 personas en situación de dependencia estén recibiendo ya prestaciones económicas o de servicios. Esto supone el 62% de las 8.935 personas a las que la Consejería de Bienestar Social ya ha reconocido como "grandes dependientes” y "dependientes severos”, y que son las que tienen reconocida la prestación durante el año 2008. De ellas, 4.326 se benefician de algún recurso. Así, 3.137 tienen acceso a residencias; 420 asisten a Centros de Día y 769 tienen Servicio de Ayuda a Domicilio, según los datos facilitados por la Consejería de Bienestar Social.

Otras 1.236 personas reciben una prestación económica. En concreto, 75 para un cuidador familiar y 511 la tienen vinculada a Servicio.

La puesta en marcha de la Ley ha permitido también que 2.736 personas que no habían recibido nunca ayudas de las administraciones públicas pese a su situación de dependencia, han accedido por primera vez a las mismas o han visto sensiblemente incrementadas las prestaciones de servicios que les permitirán permanecer en su domicilio.

Hasta finales de abril Bienestar Social recibió 16.292 solicitudes de las que había valorado 13.465, lo que supone un 82,64% del total. De todas las solicitudes, 2.481 se recibieron en los tres últimos meses. Además, la Consejería ha firmado 7.941 resoluciones y 6.870 personas disponen ya de su Plan Individualizado de Atención.

El perfil medio de la persona dependiente tienen una capacidad económica que, en el 73% de los casos, está por debajo de 900 euros al mes, y un 34 % de los mismos están por debajo de los 500 euros mensuales. Sólo un 9% de las personas dependientes superan los 1.500 euros mensuales- El 34% son hombres frente al 66% que son mujeres y un 74% tiene más de 65 años; los menores de edad suponen un 11%.

En cuanto a los cuidadores, en la zona urbana el cuidador familiar masculino llega a un 18% y en la rural supone el 8%. En ambos casos, la media de edad es de 54 y 55 años.