21/05/2008

ASTURIAS: MÁS POLÉMICA SOBRE GESTIÓN PRIVADA DE RESIDENCIAS PÚBLICAS

ASTURIAS: POLÉMICA SOBRE GESITÓN PRIVADA DE RESIDENCIAS PÚBLICAS

 

En varias ocasiones hemos hablado sobre lo curioso que resulta ver la posición que adoptan los partidos políticos en relación a la gestión por parte de entidades privadas de servicios públicos.

Sobre este tema lo relevante no es el color político del partido que gobierna sino el hecho mismo de que gobierne o esté en la oposición.

A primera vista parecería que un partido más "liberal/centrista/de derecha" apostaría por financiar con fondos públicos el servicio pero encomendar a una empresa la prestación y que uno más "socialdemócrata/socialista/de izquierda" preferiría que fuese la misma administración la que financie y gestione los servicios. Eso, a primera vista porque la verdad es totalmente diferente. Un nuevo caso lo tenemos en Asturias, donde gobierna el PSOE y tiene en la oposición al PP y a IU.

Pues bien, cuando gobernaba IU, según la noticia que hemos leído en El Comercio Digital, externalizó servicios de comedor, lavandería y limpieza en centros nuevos e incluso dió a gestión privada por parte de entidades sin ánimo de lucro dos residencias. Pero ahora considera que con la opción por la gestión privada de una nueva residencia pública, el principado está "abriendo la puerta a la privatización" de los servicios sociales. Esta posición, aunque comporta una falta de coherencia (ya que quien abre la puerta a la privatización, si es que ésta existe, es el primero que da a gestión privada un centro, aunque el ente gestor sea benéfico) supone que IU se mantiene en su posición ideológica de criticar la prestación privada de servicios públicos.

Peor parada queda la posición del PP que en teoría debería defender la gestión privada que, siempre según la noticia, no ve bien que que se construya con fondos públicos algo que será gestionado por una empresa privada. Habría que recordarle al PP asturiano que exactamente eso es lo que se hace en lugares gobernados por el PP.

El PSOE, dice quizás la mejor frase del debate: La titularidad pública de unas instalaciones «no es garantía de una mejor atención» a los residentes. Estaría muy bien recordarle esa frase a los socialistas Madrileños o de la Comunidad Valenciana que suelen criticar la decantación hacia lo privado de sus gobiernos autonómicos.

Y es que es el quid de la cuestión. Lo lógico es que la adminsitración pública garantice mediante la financiación que el servicio público se preste y que el prestador concreto en cada caso sea aquél que sea capaz de prestarlo de la forma más eficaz y eficiente, o sea, de una mejor forma y a un mejor precio. Esa es la única forma que tiene la administración para poder probar que está llegando al máximo de usuarios con calidad.

El problema es determinar quien es el más eficaz y eficiente. Sabemos que las empresas son más eficientes que la propia administración (o sea, hacen lo mismo por menos precio) y eso es lo que lleva a comunidades de diferente color a "externalizar" servicios. El problema es determinar si lo que se hace en una residencia gestionada por la administración es mejor que lo que se hace en una gestionada por una empresa. ¿Por qué no se mide y se hace público? Peronalmente creo que no se hace porque haría ruborizarse a más de uno.

Mientras tanto, ¡que siga el baile de máscaras!, si gobiernas defiendes la gestión privada, si estás en la oposición la criticas. ¿Y los dependientes y sus familiares? Nadie les ha invitado al baile.

Noticia completa aparecida en Comercio Digital.