30/10/2006

ATENCIÓN FARMACÉUTICA A PERSONAS QUE VIVEN EN SUS CASAS

ATENCIÓN FARMACÉUTICA A PERSONAS MAYORES QUE VIVEN EN SUS CASAS

 

Recientemente hemos recibido esta noticia del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos. Recomendamos que, cuando se haga la lectura se tenga en cuenta que las peronas mayores que viven en residencias no están ingresadas en un centro sanitario de forma que, en teoría, su relación con la sanidad pública es la misma que tienen las personas que viven en su domicilio.

Las farmacias se preparan para realizar Atención Farmacéutica a domicilio a personas dependientes

- El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos presenta el documento marco de Atención Farmacéutica Domiciliaria

- El objetivo es garantizar la accesibilidad a determinados servicios ofrecidos por el farmacéutico a los pacientes mayores de 65 años, polimedicados y dependientes

- Principales acciones: Uso seguro de los medicamentos, revisión del botiquín y educación sanitaria

La Atención Farmacéutica Domiciliaria promueve la reducción de complicaciones graves, mayor cumplimiento terapéutico y un menor número de reingresos

En la mañana de hoy se ha presentado el documento marco de Atención Farmacéutica Domiciliaria, elaborado por el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos en colaboración con Laboratorios Esteve. En este informe se recogen las primeras líneas de actuación de esta nueva iniciativa farmacéutica cuya finalidad es proporciona asistencia farmacológica personalizada a domicilio.

Las necesidades sanitarias de la población española han ido evolucionando en los últimos años. La sociedad ha aumentado su esperanza de vida, al mismo tiempo que se ha producido un predominio de las patologías crónicas, lo que ha provocado un incremento de la población dependiente, con necesidades asistenciales específicas, principalmente demandando atención domiciliaria.

Con el servicio de Atención Farmacéutica Domiciliaria se pretende garantizar la accesibilidad de determinados servicios ofrecidos por el farmacéutico a aquellos pacientes con medicación compleja y dificultades para acceder a la oficina de farmacia. Se trata de un servicio totalmente ajeno a la dispensación. Así, los objetivos son racionalizar el uso de los medicamentos, disminuir los resultados negativos y los problemas relacionados con los medicamentos, mejorar la adherencia terapéutica, así como mejorar la relación entre el paciente y los profesionales de la salud.

El catálogo de servicios que incluye el sistema de Atención Farmacéutica Domiciliaria comprende tres ámbitos de actuación. Uno de los servicios ofrecidos es la revisión del botiquín con el fin de garantizar el buen estado de conservación de los productos almacenados, comprobando la caducidad de los medicamentos e informando de las precauciones necesarias para su conservación.

Otro de los servicios propuestos por el grupo de trabajo es la promoción de la salud y la educación sanitaria. Así, se pretende informar y aconsejar al paciente sobre cuestiones relacionadas con el uso correcto de los medicamentos, la enfermedad, la utilización de dispositivos de administración de medicamentos, la reducción de hábitos tóxicos y el consumo de dietoterápicos. Además, dentro de las acciones a realizar en el domicilio del paciente también se encuentra el seguimiento farmacoterapéutico, que conlleva la detección de problemas y resultados negativos asociados a los medicamentos, además de la preparación de sistemas personalizados de dosificación.

El grupo de trabajo ha elaborado unos criterios orientativos a tener en cuenta al detectar a los pacientes potenciales a incluir en el servicio. Así, en el documento marco se recomienda que sean pacientes que tomen más de 10 medicamentos al día o, sean mayores de 65 años polimedicados. También se valora que hayan recibido cambios significativos en el tratamiento o que los medicamentos tengan un margen terapéutico muy estrecho. La sospecha de que se está incumpliendo la medicación o que se usa medicamentos con formas complejas, también puede ser un criterio de inclusión en esta actividad.

Para la elaboración de este documento se han analizado los programas y proyectos piloto de Atención Farmacéutica Domiciliaria puestos en marcha en países como Australia y Nueva Zelanda – donde forma parte de la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud-, Canadá, Estados Unidos y Gran Bretaña.

Así mismo, en el proyecto de Atención Farmacéutica Domiciliaria tienen un papel destacado las relaciones del farmacéutico con el resto del equipo multidisciplinar de salud. En este contexto es donde el farmacéutico ha de mantener una buena comunicación, cooperación con el paciente, con el prescriptor y con otros profesionales de la salud, así como con otros farmacéuticos. Mediante un documento de interconsulta que establecerá un circuito de comunicación entre el farmacéutico y el resto del equipo asistencial. El desarrollo del procedimiento normalizado de trabajo que requiere el servicio será objeto de fases posteriores.

Los expertos que han participado en la elaboración del documento marco destacaron que la puesta en marcha de este proyecto de Atención Farmacéutica Domiciliaria traerá consigo la reducción de complicaciones graves, la disminución de la institucionalización y un menor número de ingresos.