23/09/2012

AYUNTAMIENTOS Y CUIDADO A MAYORES ¿HASTA DÓNDE? ¿HASTA CUANDO?

Parece que todos los alcaldes de España, durante mucho tiempo han querido tener en su municipio un polideportivo, una guardería, un instituto, un club de jubilados, una residencia de mayores...  También muchos han querido dar descuentos en los transportes, subvenciones para comprar los libros escolares y otras ayudas que, si vemos lo que dicen las Leyes de Régimen Local podrían ser consideradas como "impropias".

Ahora, que los superingresos por licencias han disminuido hasta la casi desaparición y los demás ingresos han adelgazado, muchos ayuntamientos se encuentran incapaces de asumir los gastos que la política de las vacas gordas han generado.

El Diario Levante hace una relación de algunos de esos gastos referidos a la Comunidad Valenciana.

El problema es que, si en un municipio llevan años asumiendo el déficit que genera una residencia municipal y ahora ya no puede asumirlo la consecuencia es que, o los residentes pasan a pagar un precio muy superior o la residencia tendrá que cerrar. ¿Qué pasa encontces con los residentes, con los empleados, con los proveedores del centro?  El consistorio puede pedir a la Comunidad Autónoma que asuma la residencia y su déficit, pero ¿es equitativo y justo hacerlo?  Cada comunidad tiene su planificación territorial y ha construido los centros donde le parecía más adecuado.  ¿Es correcto que ahora se hagan cargo de centros que nunca hubiese construido?

La discusión es compleja y nos va a a acompañar durante los próximos meses.