16/01/2008

CALDERA MUY OPTIMISTA CON LA LEY DE DEPENDENCIA

CALDERA DICE QUE LA LEY DE DEPENDENCIA YA HA GENERADO 200.000 PUESTOS DE TRABAJO

 

Lo leemos en la web del PSOE y lo más sosprendente es que, si durante 2007 lo que ha hecho la Ley de Dependencia es básicamente valorar a dependientes (a partir de finales de abril), cuando de verdad se empiecen a acreditar centros (todavía no tenemos los criterios mínimos comunes de acreditación) a concertar plazas, pagar prestaciones (las primeras se han pagado al acabar 2007) y prestar los servicios, ¿cuántos puestos de trabajo generará la Ley?

Quizás hay que leer lo que dice el ministro e interpretarlo en un contexto preelectoral.

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera,dijo hoy que la ley de dependencia, durante el año 2007, ha generado 200.000 nuevos empleos relacionados con la sanidad y los servicios sociales en el territorio nacional.

Durante el año 2006, el ministro aseguró que los empleos en los sectores citados crecieron en 60.000, por lo que destacó que "sólo en el año 2007 se ha producido un crecimiento diferencial de 140.000 ocupados en el sector sanitario de servicios sociales".

El incremento, manifestó Caldera, se debe al impacto de la ley de dependencia, y añadió que "políticas dinamizadoras desde el punto de vista social" impulsan el crecimiento económico "robusto" que vive el país.

Caldera realizó estas declaraciones tras la firma del convenio de colaboración con el vicepresidente de la Xunta de Galicia, Anxo Quintana, para financiar los nuevos equipamientos sociales para las personas dependientes en la comunidad autónoma con 51 millones de euros.

Según Caldera, el acuerdo está dirigido a "las personas que más precisan de la atención de los poderes públicos" y que los necesitan para "seguir disfrutando del derecho a vivir con dignidad y con calidad".

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales recordó el "gran esfuerzo que le costó a la sociedad española conseguir, a principios de la década de los 90, que se construyeran en España las bases para desarrollar con carácter universal los derechos a la salud, a la educación y a las pensiones".

"La primera mitad del siglo XXI nos trae el nacimiento del cuarto pilar del Estado del Bienestar, el derecho de la atención de las personas mayores y discapacitadas", manifestó Caldera.

Asimismo dijo que, con la ley de dependencia, "miles de españoles acceden, por primera vez en la historia, al derecho a ser atendidos por las administraciones públicas cuando la enfermedad, la edad o el infortunio les impida valerse por sí mismos para realizar los actos básicos de la vida diaria".

Finalente, subrayó que "miles de familias tienen el amparo del Gobierno, de las comunidades autónomas y de los ayuntamientos para el cuidado de las personas que lo necesitan", así como el apoyo a "miles de mujeres, que venían siendo cuidadoras obligatorias, y son, desde la aprobación de la ley, más libres que antes".