05/04/2009

CANARIAS DICE CUADRUPLICAR LA AYUDA ESTATAL PARA DEPENDENCIA

CANARIAS DICE QUE CUADRUPLICA LA AYUDA ESTATAL PARA DEPENDIENTES

 

Si aceptamos que la Dependencia forma parte de la materia "servicios sociales" sería competencia exclusiva de las comunidades autónomas y el Estado no podría haber aprobado una Ley regulándola. Por eso Ley de Promoción de la Autonomía Perosnal...se limita a regular las "condiciones básicas de promoción de la autonomía personal y de atención a las personas en situación de dependencia".

En la práctica, la Ley y el SAAD tienen un extraño encaje en los sistemas preexistentes de servicios sociales y, como muestra de ello, una noticia aparecida en la Opinión de Tenerife según la cual el Sistema Canario de la Dependencia da cobertura a un total de 8.002 usuarios, es decir, a casi cuatro veces más dependientes que los canarios que están acogidos al sistema estatal. De ellos, 2.100 reciben ayudas a domicilio, 588 se encuentran en centros de día, y 5.314 personas tienen plaza en diferentes centros residenciales.

O sea, ¿en Canarias existen dos sistemas de atención a la dependencia, uno estatal y otro autonómico? Parece que lo que sucede es que se mantiene la protección de servicios sociales que atiende a algunas situaciones de dependencia (con sus solicitudes, procedimientos y financiación) mientras se implantael sistema común (con sus solicitudes, procedimientos y financiación). Al menos eso parece deducirse de la siguente frase: Según la Consejería de Bienestar Social, "el sistema canario es más beneficioso que el estatal y muchos dependientes lo prefieren". Esto es debido a que el sistema canario "se financia a través de la Comunidad Autónoma, que aporta el 40 por ciento del gasto; los cabildos, con otro 40 por ciento, y el beneficiario que sólo tendría que hacer un copago del 20 por ciento como máximo. Esto no ocurre en el marco de la ley estatal, donde el usuario, dependiendo de sus ingresos o patrimonio, pagaría hasta el 90 por ciento del servicio que se le presta".

En la noticia se hace también referencia a la frustración de muchos dependientes que ya recibían servicios de la comunidad y que, tras hacer todo el trámite del "nuevo sistema" se han quedado como estaban pero con "la plaza del centro de día en propiedad".