12/11/2007

CELEBRADO EL VII CONGRESO NACIONAL DE LA SOC. ESP. MÉDICOS DE RESIDENCIA


Durante los pasados días 26 y 27 de Octubre 2007 tuvo lugar en Bilbao el VII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Médicos de Residencias (SEMER). Los dos días de Congreso dieron mucho de sí. Ante la nueva coyuntura que supone la entrada en vigor de la Ley de Dependencia, los médicos de residencia de todo el Estado reivindicaron su labor sanitaria y social y reclamaron potestad para baremar la dependencia de las personas mayores institucionalizadas. En el plano ciéntifico se expusieron interesantes estudios. Así por ejemplo se explicó que muchos de los trastornos de conducta de las personas mayores con demencia son debidos a la existencia de un dolor no diagnosticado ni tratado, también que al menos el 20% de los mayores no está bien nutrido y por tanto tiene riesgos nutricionales objetivos y que uno de cada siete ancianos asistidos en residencias padece estreñimiento patológico.

Los médicos de residencia atienden diariamente en España a cerca de 300.000 personas institucionalizadas en residencias geriátricas, un colectivo especialmente vulnerable en aspectos de salud. Sin su labor los médicos colapsarían los centros de salud y las urgencias de los hospitales. Por este motivo este colectivo médico reivindica un mayor reconocimiento por parte de las Administraciones, los profesionales vinculados a la atención a las personas mayores y a la propia sociedad, ya que sus aportaciones son fundamentales para el buen funcionamiento de los sistemas sanitario y socio-sanitario.

Así mismo, D. Alberto López Rocha, presidente de la Sociedad Española de Médicos de Residencia (SEMER) reclamó que sea su colectivo el que decida el grado de dependencia a los ancianos institucionalizados en residencia "los que saben realmente cómo están los ancianos de las residenciass somos los médicos que estamos junto a ellos". López Rocha también ha aprovechado para denunciar la parálisis en la que se encuentra la Ley de Dependencia y la falta de implicación del Ministerio de Sanidad en la puesta en marcha y desarrollo.

Por lo que respecta a cuestiones estrictamente médicas destacó conocer que muchos de los transtornos de conducta de los ancianos con demencia son debidos a la existencia de un dolor no diagnosticado ni tratado. Según diferentes estudios, entre el 30% y el 75% de las personas mayores que están ingresadas en centros geriátricos tienen demencia. Parece ser que en muchas ocasiones, los gritos gemidos y conductas agresivas de ancianos con demencia ocultan una situación de dolor que no pueden o no saben manifestar verbalmente. Hay que tener presente que el hecho de tener demencia no elimina el dolor, pero sí resta posibilidades de expresarlo.

También se habló de los aspectos nutricionales asociados a las personas mayores. Se estima que al menos el 20% de las personas mayores no está bien nutrido y tiene riesgos nutricionales objetivos. Una configuración adecuada de la dieta puede tener, en sí misma, una acción terapéutica que puede ayudar a mejorar el pronóstico de muchas patologías, prevenir enfermedades y reducir el gasto sanitario en medicamentos. Ahora bien, desde el punto de vista nutricional están mejor alimentados los ancianos que viven en residencias que los que viven solos.

Notas de prensa emitidas por el Congreso:

Los Médicos de Residencias de Ancianos de todo el Estado reinvindican en su Congreso Nacional su labor Sanitaria y Social

Los Médicos de Residencias Reivindican potestad para baremar la dependencia de los ancianos institucionalizados

Muchos de los trastornos de conducta de los ancianos con demencia son debidos a la existencia de un dolor no diagnosticado ni tratado

Al menos el 20% de las personas mayores no está bien nutrido y tiene riesgos nutricionales objetivos


Uno de cada siete ancianos asistidos en residencias padece estreñimiento patológico

 

Si te interesa esta noticia quizás quieras visitar el apartado de profesionales en residencia de mayores