09/04/2010

CLAVES PARA LA CONSTRUCCIÓN DE UN ESPACIO SOCIOSANITARIO EN ESPAÑA

Según el estudio "Claves para la construcción del espacio sociosanitario en España”  realizado por Antares Consulting, actualmente en los hospitales de agudos dependientes del SNS, tenemos al menos el equivalente a 5.316 camas dedicadas a la atención de pacientes que podrían beneficiarse de una atención alternativa sociosanitaria.

 Presentado hoy ante más de 100 profesionales expertos en un acto convocado por Antares Consulting y la Fundación Edad&Vida, ha contado con la intervención Eduard Portella y Albert Vergés, Presidente y Director General de ambas entidades respectivamente, así como los autores del informe Vicente Gil, director de la Unidad de Políticas Sanitarias y Hospitales; Montserrat Cervera, directora de la Unidad Social y Sociosanitaria; Esteban Carrillo, Senior Manager y Yolanda Rueda, Manager de la Unidad Social y Sociosanitaria, de Antares Consulting.

 Este estudio constata que el patrón de las necesidades de atención sanitaria y social y por tanto, de la demanda, ha cambiado radicalmente en este siglo. El aumento de las personas con enfermedades crónicas y pluripatologías que a su vez generan dependencia, es un fenómeno de creciente extensión que requiere un cambio profundo en las formas de atención actuales que, en el sistema sanitario, están todavía basadas en un modelo pensado para la atención a  las enfermedades agudas. 

 Por otra parte, los nuevos reconocimientos de derechos como el de la protección social a la dependencia y las nuevas exigencias de los ciudadanos, ocasionan un incremento importante del gasto  y obligan a extremar la eficiencia en la gestión.

 La directora de la Unidad Social y Sociosanitaria de Antares Consulting, Montserrat Cervera sostiene que "los nuevos estándares de prestación de servicios, como determinadas formas de atención geriátrica y sociosanitaria y el reconocimiento de nuevos derechos a los servicios sociales –fruto de la LAPAD y de las nuevas Leyes de servicios sociales de las CCAA-, explican mucho más el aumento de los costes del sistema social que el cambio demográfico en si, de impacto mucho más lento”.

 Además, "se calcula que en sólo 10 años la demanda de servicios sanitarios y sociales aumentará considerablemente, ya que 1 de cada 5 españoles tendrá más de 65 años y 6 de cada 10 padecerá una enfermedad crónica. Hoy, casi las tres cuartas partes del gasto sanitario proceden de las patologías crónicas y quienes más las padecen son los mayores” apuntaba Albert Vergés, Director General de la Fundación Edad&Vida. Según el Sr. Vergés, "nos encontramos ante un escenario futuro donde habrá más personas mayores con grados de dependencia más elevados y menos personas en edad de trabajar y por lo tanto sin cotizar”.

 En este nuevo contexto, en España no se observa una coordinación o integración de los  recursos sanitarios y sociales;  una manera de prestar la atención a las personas con dependencia que se ha mostrado enormemente eficaz y eficiente en numerosas experiencias internacionales que el estudio analiza. Nuestros sistemas de salud y de servicios sociales, son sistemas rígidos que generan ineficiencias, duplicidades de servicios,  inequidad y a menudo insatisfacción en las personas que reciben la atención.

 Construir el espacio sociosanitario se convierte en un factor clave para la eficiencia  de los sistemas sanitario y social y para garantizar una atención adecuada a las personas con dependencia.  "Lo sociosanitario no son sólo unos servicios o recursos. Es la respuesta  que debe darse a un conjunto de clientes que precisan de ambos tipos de servicios  y atención, suministrada sinérgicamente y que requiere tanto de la voluntad política para la integración de los sistemas de salud y de servicios sociales como de acciones concretas que permitan hacerla efectiva”, declara Vicente Gil, director de la Unidad de Políticas Sanitarias y Hospitales de Antares Consulting.

 El informe analiza en profundidad las barreras actuales para la construcción del espacio sociosanitario en España y formula recomendaciones al respecto.

 Las barreras que se identifican se centran en: la ausencia de un modelo de prestación de servicios de calidad alrededor de las necesidades de las personas, la rigidez de la red de servicios, el desarrollo muy limitado de las herramientas de gestión de la demanda, la ausencia  de un modelo de integración de los cuidados en el territorio, la dificultad para orientar los flujos de financiación y la separación de las redes sanitaria y social.

 Ante estas barreras, según el informe, las principales claves para la construcción del espacio sociosanitario en España son: la financiación conjunta del espacio sociosanitario como palanca del cambio, la construcción de órganos conjuntos de elaboración y seguimiento de políticas sociosanitarias, la flexibilización del abanico de recursos y servicios y una inversión decidida en sistemas de información. 

Agenda concreta

 El estudio propone además una agenda para la construcción del espacio sociosanitario:

  • Primer paso: integrar las políticas destinadas al espacio sociosanitario en un único departamento que integre las acciones estratégicas, los procesos clave y el soporte necesario para la constitución de dicho espacio.
  • Segundo paso: transferir a este departamento la autoridad, autonomía y responsabilidad en la toma de decisiones e implantación de la prestación sociosanitaria.
  • Tercer paso: Establecer el modelo de espacio sociosanitario a implantar, lo que supone a su vez:

 –      Determinar el territorio en el que se desarrollará.

–      Establecer la población diana, la segmentación en función de los perfiles de necesidad y la puerta de entrada.

–      Definir la cartera de servicios sociosanitarios que necesita la población a atender.

–      Establecer los recursos estructurales necesarios y las modalidades de participación para cada uno de los sectores, sanitario y social.

–      Definir los protocolos, procedimientos, guías, equipos multidisciplinares, nuevos perfiles profesionales (gestión de casos) y flujos de trabajo necesarios.

–      Desarrollar e integrar los sistemas de información que respondan a las necesidades de usuarios, profesionales, proveedores y administración.

–      Establecer el sistema de financiación con flujos mixtos y el sistema de compra de servicios a los proveedores del territorio.

–      Abrir el sistema a la participación activ